Es el primer candidato a Intendente por Gualeguaychú que se sintió preocupado por las drogas