Diario Nova

Fracasó la reunión del Consejo del Salario y el Gobierno deberá decidir el próximo aumento por decreto

MILEI PENSANDO

The meeting of the Salary Council failed and the Government must decide the next increase by decree.

Así lo confirmaron fuentes oficiales y de la CGT a TN. No se alcanzó un acuerdo entre la propuesta de los gremios y los empresarios, por lo que ahora la secretaría de Trabajo deberá definir cómo se aplicará la próxima actualización y desde cuándo.

La reunión del Consejo del Salario fracasó y ahora será el Gobierno el que deberá definir el próximo aumento del sueldo mínimo. Así lo confirmaron fuentes oficiales y de la CGT a TN.

Ya que no se alcanzó un acuerdo entre la propuesta de los gremios y los empresarios, ahora será la secretaría de Trabajo la que deberá definir cómo se aplicará la próxima actualización y desde cuándo.

La CGT reclamó un 85% de aumento sobre el último monto a partir del 1 de febrero, fijando una base de $288.600, propuesta que tuvo el apoyo de las tres centrales obreras; mientras que los empresarios fueron sin una propuesta económica hasta marzo. Por ello, la cartera laboral tendrá que laudar a través de una resolución una cifra nueva.

Tras el fracaso de la reunión, la central obrera lanzó un duro comunicado: “Rompiendo una larga tradición de dialogo social tripartito y acuerdos colectivos en el ámbito del Consejo del Salario en nuestro país, el Gobierno impidió el normal desarrollo de la reunión con el único objetivo de boicotear cualquier posibilidad de acuerdo”.

“En tiempos de altísima inflación y con aumentos intolerables e injustificables de precios, establecer un piso social es necesario e impostergable”, expresó.

En esa línea, apuntó: “El Gobierno evitó por todos los medios posibles que la reunión se desarrollara con normalidad, los empresarios encabezados por la Unión Industrial Argentina fueron complacientes con esa estrategia y no formularon ninguna propuesta. Los mismos empresarios que en la OIT defienden el diálogo social y los consensos colectivos como herramienta fundamental para el desarrollo económico y social del país, hoy borraron con los hechos lo que pregonan con palabras en los foros internacionales”.

“La Confederación General del Trabajo ratifica la importancia de establecer un nuevo valor del Salario Mínimo Vital y Móvil, absolutamente degradado por el intolerable proceso inflacionario. La irresponsabilidad social puesta de manifiesto hoy por la Secretaría de Trabajo no hace más que confirmar la absoluta ajenidad del Gobierno frente al drama social que atraviesan los argentinos”, cerró el comunicado.

Cuando se actualiza, el salario mínimo impacta en el haber de los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo, que paga directo al beneficiario la mitad del sueldo básico por una contraprestación laboral de cuatro horas diarias. Aunque el Gobierno había adelantado que congelaría el monto del plan. En febrero, los beneficiarios percibieron $78.000.

En tanto, el salario mínimo repercute en el sueldo inicial docente (que por ley debe estar por lo menos un 20% por arriba del salario mínimo) y las jubilaciones, ya que su evolución determina el valor diferencial de la jubilación básica con el 82% móvil de aquellos con más de 30 años de aportes.

Por su parte, la actualización también influye en la exclusión del impuesto a las Ganancias para los trabajadores que ganan menos de 15 salarios mínimos, que hasta este jueves se ubicaba en $2.340.000.