Uruguay fue más que Corea del Sur pero los palos se lo negaron: empate sin goles