una familia murió por respirar monóxido de carbono