La Policía Rural constató irregularidades en movimientos de animales