En contraposición a la usurpación: “confiemos en la justicia”