Un camión de caudales perdió casi un millón de dólares y generó caos en una autopista