Santa Elena: la historia de los viles negociados de las propiedades