Por la caída de una línea de alta tensión