Diario Nova

Discurso de Zelenski en el aniversario de la invasión rusa: “No huimos, sino que nos enfrentamos. Resistiendo y luchando”

24 DE FEBRERO UN AÑO DE GUERRA

Zelensky’s speech on the anniversary of the Russian invasion: “We did not flee, but we faced each other. Resisting and fighting”.

El presidente ucraniano recuerda cómo fue el 24-F de 2022 fue “el más largo de nuestras vidas”, pero confía en que 2023 llegará la victoria.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha indicado que este primer año de la guerra de Rusia en su país ha estado marcado por “dolor, tristeza, fe y unidad”.

“Ha sido un año de dolor, tristeza, fe y unidad. Y este año, nos hemos mantenido invencibles. ¡Sabemos que 2023 será el año de nuestra victoria!“, ha expresado el mandatario ucraniano.

Asimismo, ha resaltado que el 24 de febrero -fecha en la que el su homólogo ruso, Vladimir Putin, dio la orden de invasión a Ucrania- “millones” de ucranianos “hicieron una elección” al defender la bandera azul y amarilla. “No huimos, sino que nos enfrentamos. Resistiendo y luchando”, ha subrayado el dirigente de Ucrania.

Zelenski ha publicado este mensaje a través de su perfil en sus redes sociales, acompañándolo de un vídeo con imágenes de las víctimas de la guerra, de los heridos y desplazados, de la lucha de los soldados del Ejército ucraniano, o de las múltiples manifestaciones en distintas ciudades del mundo en apoyo a Kyiv.

Además, el presidente ucraniano ha realizado un discurso a la nación a primera hora de la mañana en el que ha recordado cómo fue el 24 de febrero de 2022: “Hace un año, tal día como hoy, desde este mismo lugar, a eso de las siete de la mañana, me dirigí a ustedes con una breve declaración. Duró sólo 67 segundos. Contenía las dos cosas más importantes, entonces y ahora. Que Rusia inició una guerra a gran escala contra nosotros. Y que somos fuertes”, ha declarado.

En este sentido, Zelenski ha considerado que ese día fue “el más largo de nuestras vidas”, así como “el día más duro de nuestra historia moderna”. “Nos despertamos temprano y no nos hemos dormido desde entonces”, ha denunciado, antes de asegurar que ha sido “un año de invencibilidad”, de “resiliencia, cuidado y valentía”, al resistir “amenazas, bombardeos (…), apagones y frío”.

“Peleamos, luchamos ferozmente cada día. Aguantamos el segundo día y, luego, el tercero. Pronosticaron que duraríamos tres días. Amenazaron con que en 72 horas no existiríamos. Pero sobrevivimos al cuarto día, luego al quinto, y hoy llevamos exactamente un año de pie. Sabemos que vale la pena luchar por cada mañana”, ha relatado.

Así, ha aseverado que “todos vieron la verdadera naturaleza del enemigo”, enumerando numerosos ataques como el bombardeo a hospitales de maternidad, al teatro de Mariúpol o la estación de tren de Kramatorsk. “Vimos Bucha, Irpin, Borodianka. El mundo entero se dio cuenta claramente de lo que realmente significa el mundo ruso, de lo que Rusia es capaz”, ha denunciado.

“Recibimos nuevos golpes todos los días, aprendimos sobre nuevas tragedias todos los días, pero aguantamos gracias a aquellos que dieron todo lo que tenían todos los días”, ha sostenido Zelenski, al tiempo que ha agradecido a las Fuerzas Armadas, a los rescatistas o a los servicios de emergencias, así como a los socios y aliados que han apoyado a Kyiv durante este año.

Ucrania ha sorprendido al mundo. Ucrania ha inspirado al mundo. Ucrania ha unido al mundo”, ha afirmado, agregando que se “alegra de que la coalición internacional anti-Putin haya crecido tanto”.

Este viernes se cumplen doce meses desde que comenzó la denominada “operación militar especial” por parte del Kremlin, meses que han estado marcados por cruentas batallas en el frente, por la ayuda militar, económica y humanitaria por parte de la comunidad internacional, y por la suma de rondas de sanciones contra las autoridades rusas.

En la víspera del aniversario, la Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado con 141 votos a favor una resolución simbólica –ya que no es vinculante– presentada por Ucrania que condena la invasión rusa.