un peso para quien lo porta y un estigma enclavado en la delincuencia que avanza a pasos agigantados