La sequía no da tregua y se incendian campos a la vera de las rutas entrerrianas