La increíble imagen que captó la NASA de estrellas ubicadas a unos 26.000 años luz de la Tierra