El Gobierno busca convertir en ley una moratoria para nuevas jubilaciones: llegaría a 800 mil personas