anuncia que prohibirá las armas como las del ataque que dejó 50 muertos