Image default

El sencillo hábito que evita la pérdida de memoria con la edad

Listen to this article

The simple habit that prevents memory loss with age.

Un estudio demuestra que los adultos con deterioro cognitivo leve que hicieron crucigramas mostraron menos contracción cerebral.

Con el paso del tiempo, el cerebro, como cualquier otro órgano, va deteriorándose. La reducción en el pensamiento, la memoria y la capacidad cognitiva es una parte normal del envejecimiento. Sin embargo, y según los expertos en neurología, existen algunas claves para mantener un cerebro sano. Una de las más importantes a la hora de prevenir enfermedades neurológicas es fomentar la reserva cognitiva, es decir estimular el cerebro con actividades que ayuden a aumentar la conectividad entre neuronas.

Cualquier actividad que nos mantenga mentalmente activos como leer, estudiar o socializar, permitirá ejercitar nuestro cerebro con el objetivo de que funcione de forma más eficaz. También son beneficiosas otras formas tan sencillas y divertidas como jugar a videojuegos y realizar crucigramas. Pero, ¿cuál es las más efectiva? Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia y la Universidad de Duke (Estados Unidos) ha analizado los beneficios de estas actividades en el funcionamiento de la memoria en adultos mayores con deterioro cognitivo leve. El trabajo se ha publicado recientemente en la revista NEJM Evidence.

Los investigadores incluyeron a 107 personas de una edad media de 71 años con deterioro cognitivo leve en un experimento de 90 semanas. Se dividieron en dos grupos: uno se sometió a un entrenamiento cognitivo intensivo en las 12 primeras semanas resolviendo crucigramas y el otro utilizando videojuegos. En las 78 semanas restantes, ambos entrenamientos continuaron con una intensidad más baja. Ambas intervenciones se entregaron a través de una plataforma que recogía los resultados semanalmente.

Los investigadores determinaron que, tanto a las 12 semanas como a las 78 semanas, los participantes entrenados en la realización de crucigramas demostraron una mayor mejora cognitiva que los que fueron entrenados en videojuegos. Los crucigramas fueron superiores para los participantes en una etapa posterior de la enfermedad, pero ambas formas de entrenamiento fueron igualmente eficaces en una etapa anterior. El encogimiento del cerebro fue menor para los crucigramas a las 78 semanas. “Los beneficios se observaron no sólo en la cognición, sino también en las actividades cotidianas, con indicios de contracción cerebral en la resonancia magnética que sugieren que los efectos son clínicamente significativos”, señaló el profesor de psiquiatría y neurología Davangere Devanand de la Universidad de Columbia, quien supervisó la investigación.

Relacionadas

Empleados de Cristamine protestan ante una conferencia del Juez Viri Sobre ambiente

Nova

Netflix avanza en nuevo plan para ampliar su base de suscriptores

Nova

El Garrahan produce medicamentos contra el Sida para bebés y los distribuye a todo el país

Nova