“Yo no te ví defender los derechos de todos”

Difunde en las redes

“I did not see you defend the rights of all”.

Luego de varios días de realizarse en Gualeguaychú el primer Juicio por Jurados donde se juzgó al Sargento Mauricio Javier Gómez por la muerte de Iván Pérez, nos encontramos con varias publicaciones donde nuestro representante de los Derechos Humanos marca una clara y frenética opinión en la que continúa de forma salvaje y brutal, el ataque sistemático a la institución policial.

Denigrar a las fuerzas de seguridad alegando que no están capacitadas para portar un arma, olvidar los derechos de las víctimas de los delincuentes, demonizar el uniforme policial, poner en tela de juicio un sistema que intenta que sea la sociedad quien juzgue y llegue a un veredicto, es sin lugar a dudas, un pensamiento retrógrado, masificador y unívoco.

Esta falta de compromiso da lugar a pensar que, nuestro representante de los DDHH, no está siendo objetivo y mucho menos justo.

De aquí se desprende que no veo su representatividad en lo cotidiano, en lo que pasa en nuestra sociedad, en la igualdad a la hora de hablar de derechos humanos.

YO NO TE VÍ AYASTUY.

Yo no te vi asistir a la madre de Iván Pérez, cuando diez meses antes del hecho, pedía ayuda en
DIARIO NOVA, superada por los problemas de adicción y delincuencia de su hijo.


Yo no te vi asistir a las víctimas de los delitos que cometía en el barrio.
Yo no te vi asistir a la familia del policía involucrado en el hecho. ¿O acaso no tiene derechos por portar un uniforme?

Yo no te vi negarte ante la ilógica idea de pintar un mural en el barrio para recordar a Iván Pérez.

Yo no te vi involucrarte en el caso de Froilán Pedroza y tampoco te vi alentando la idea de pintar un mural en su honor.

Yo no te vi recorrer el barrio y rescatar a los pibes perdidos en la drogadicción.
Yo no te vi involucrándote con cada una de las víctimas de inseguridad, que crece a pasos agigantados en Gualeguaychú.

Yo no te vi hablando de equidad ni igualdad de derechos.

Yo sólo veo que desde el cinismo y la liviandad, acusa de “gatillo fácil” y de “apremios ilegales” cuando su objetivo, obviamente, es seguir embarrando la cancha.

¡Yo sólo veo que, en su concepción de Derechos Humanos, un policía no es un ser humano!
¡Yo solo veo un representante que no me representa!

Por: Brave.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios