Viejas mañas: Bahl acordó con Palacios, ex varisquista, para evitar un incendio en el municipio

Difunde en las redes

Old tricks: Bahl agreed with Palacios, a former varisquista, to prevent a fire in the municipality.

El intendente se sentó con los que alguna vez llamó “traidores” y cerró un aumento salarial que no conforma a los trabajadores.

El municipio de Paraná dio a conocer esta semana una “recomposición salarial” que incluía que el salario mínimo garantizado pasara de $20.854,90 a $26.854,90. Además, anunciaban suba en el básico del 12%.

La propuesta del intendente Adán Bahl fue aceptada por los gremios municipales, en un acuerdo que fue fundamental para que el municipio no estallara.

En otro momento fuertemente asociados con el ex intendente Sergio Varisco y llevaron al municipio a una situación desastrosa, los mandamás del sindicato decidieron arreglar con el intendente y evitar que el municipio de la capital provincial estallara.

Lo que no se dice es que ítems que solían pagarse por fuera del salario fueron incluidos dentro de este aumento, como el refrigerio, el presentismo, y otros.

El aumento salarial del 12% al básico de cada categoría para personal de Planta Permanente y los Contratos en modalidad Servicio, termina licuándose con los nuevos ítems que se incluyen.

Sin embargo, mientras los trabajadores muestran su disconformidad ya que en sectores privados como camioneros, gastronómicos y comercio, los aumentos superan el 30%, los gremios no hacen mención a ello y, con pragmatismo político, cerraron un acuerdo con el mandatario municipal.

Bahl, por su parte, olvidó las fuertes palabras que pronunció durante la campaña que lo llevó a la intendencia el año pasado: “Con las cenizas de los traidores construiremos la Patria de los humildes”.

El hoy intendente se refería por aquel entonces a los dirigentes peronistas que habían acordado con Varisco para su llegada al municipio, como el Suoyem que comanda Pacha Palacios.

Casi dos años después de aquel durísimo discurso en la seccional 13, Bahl parece haberse olvidado de aquellas amenazantes palabras y, lejos de hacer cenizas a los supuestos “traidores”, reflotó las viejas mañas de acuerdos entre políticos y sindicalistas, lo que causa fuerte repudio entre los trabajadores.

En un año atravesado por los reclamos salariales de los empleados, si no se incendió literalmente el palacio municipal es porque el intendente recurrió a un acuerdo con aquellos a quienes en su momento tildó de traidores.

Ello llevó a que se concretara y anunciara un aumento que en los números concretos no es tal, y se pierde entre los nuevos ítems que se agregan por dentro del salario, que antes se pagaban por fuera.

En otro momento, eso hubiera generado un estallido en el municipio, fuertes reclamos, quemas de cubiertas y demás, ya que, pese a los anuncios, los trabajadores no están conformes.

Si bien se desconoce cuál es la síntesis del acuerdo entre Bahl y los mandamás del sindicato, hay muchas versiones acerca de los beneficios que estos últimos recibieron para aceptar el supuesto aumento que no conforma a los trabajadores.

Sin embargo, con el arreglo entre Bahl y aquellos a los que alguna vez llamó “traidores, el intendente evitó que le incendiaran el municipio, mientras los trabajadores no pueden hacer más que observar con indignación.

Fuente: El Portal de Ricardo David.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios