Primera reacción diplomática por el caso Vicentin: Holanda pidió una audiencia con el Gobierno

Difunde en las redes

First diplomatic reaction to the Vicentin case: The Netherlands requested an audience with the Government.

Por pedido de su Cancillería, el embajador holandés requirió una audiencia con el ministro de Producción para conocer el plan de expropiación de Alberto Fernández. El banco estatal FMO y otros privados le prestaron USD 180 millones a la cerealera.

La estrategia del Gobierno de avanzar con la expropiación de la agroexportadora Vicentin empezó a cosechar reacciones internacionales: en el primer gesto concreto de la diplomacia extranjera la embajada de Holanda en la Argentina pidió una audiencia oficial con el ministro de Producción, Matías Kulfas, para conocer el alcance de la jugada del gobierno Alberto Fernández ya que la empresa radicada en Santa Fe tiene una importante deuda con el Banco FMO (Banco de Desarrollo controlado por el Estado holandés).

El pedido de audiencia con Kulfas llegó de parte del embajador Roel Nieuwnkamp, aunque se trata de una gestión que requirió la Cancillería de Holanda la semana pasada en medio de la polémica desatada por la decisión del Gobierno de avanzar con la expropiación de Vicentin.

“Al parecer, se trata simplemente de una reunión para conocer la posición que tiene el gobierno de la Argentina respecto de una eventual expropiación de Vicentin y para precisar la posición financiera que habrá a futuro”, dijeron a Infobae fuentes del Gobierno. El embajador Nieuwnkamp no quiso responder las consultas de este medio.

La inquietud sobre el caso Vicentin está presente en muchas embajadas de países europeos. No obstante, Holanda tiene un interés especial por el caso Vicentin por un simple motivo: el FMO estatal y otros bancos privados de ese país le prestaron en su momento más de 210 millones de dólares a la empresa agroexportadora y ahora no saben si, ante una eventual expropiación, el Estado argentino se hará cargo de esa deuda.

Así, el embajador Nieuwnkamp quiere conocer de primera mano de Kulfas qué hará la Argentina con la deuda de Vicentin con el FMO si se llega a concretar la nacionalización de la empresa. Hasta anoche, el Ministerio de Producción no había confirmado oficialmente el pedido de audiencia.

Por otra parte, Infobae pudo saber que un grupo de bancos de Francia también otorgó préstamos a Vicentín por más de 80 millones de dólares. Pero en este caso no está comprometida la banca estatal francesa. Tampoco hubo gestiones hasta el momento de la embajada de Francia o de bancos de ese país para tomar contacto con el Gobierno.

La semana pasada Kulfas dijo que el Gobierno aspira a que Vicentin sea conducida a la manera de YPF para influir en los mercados cambiario y de granos. “Creemos que tiene una capacidad importante para establecer algunas pautas de mercado, para dar previsibilidad, para evitar la volatilidad que tienen estos mercados y la especulación”, dijo.

En este contexto, los bancos extranjeros temen que si Vicentin pasa por el mismo proceso que YPF la deuda que tiene la empresa agroexportadora sea incobrable.

Por lo pronto, para el caso de la compañía se armó un grupo de acreedores internacionales, que en su mayoría son bancos. Este consorcio está formado por seis instituciones financieras internacionales: IFC (Corporación Financiera Internacional, parte del Grupo del Banco Mundial), FMO (Banco de Desarrollo controlado por el Estado holandés), ING, Rabobank, Natixis y Credit Agricole.

Este Comité Ad hoc de Acreedores Privados Internacionales señaló en un comunicado su “firme disposición a entablar un diálogo constructivo con las autoridades gubernamentales relevantes para discutir la regularizacion de la deuda de Vicentín, lo que contribuirá a aliviar la situación financiera general de la compañía”.

La deuda global de la compañía es de USD 1350 millones y estas entidades financieras que conformaron el Comité tienen alrededor del 40% de la deuda total de la empresa, lo que los convierte en el principal acreedor de Vicentin.

Héctor Vicentin, nieto del fundador de la compañía, rechazó los argumentos de quienes promueven la intervención y la expropiación con el foco puesto en la salud financiera de la empresa: “La empresa no es inviable, al contrario. Estamos pagando todos los impuestos y el 100% de los sueldos. Que necesitamos ayuda, totalmente de acuerdo, pero cómo va a ser inviable una empresa del nivel productivo y de exportaciones que tiene Vicentin”.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios