mié. Nov 25th, 2020

La polémica y riesgosa prueba en el autódromo en plena pandemia recaudó sólo $ 1.750

Difunde en las redes

The controversial and risky test at the racetrack during the pandemic raised only $ 1,750.

Desde JxC entienden que la respuesta municipal por la prueba realizada el 9 de agosto va a contramano de toda lógica y del sentido común. “Abrieron el Autódromo en plena pandemia para pilotos de Buenos Aires para recaudar $ 1.750. O bien es insólito o nos falta una parte del cuento”, aseguraron.

El Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) contestó el pedido de informes realizado por el bloque de concejales de Juntos por el Cambio en relación a las polémicas pruebas realizadas el 9 de agosto pasado en el Autódromo local, oportunidad donde habían arribado pilotos desde el AMBA en plena pandemia, cuando aún los locales no habían podido ni pisar el circuito.

“La respuesta municipal es una burla al sentido común. Intentan explicar lo inexplicable. En primer lugar, la llegada de pilotos de Buenos Aires se da con un protocolo y un decreto que aún desconocían las categorías locales; en momentos donde ningún Autódromo de Entre Ríos ni del país dejaba probar a pilotos foráneos; los kartings que llegaron son del tipo Rotax (alta gama) que son de primerísimo nivel y los cánones de prueba son altísimos, entre $ 3.000 y $ 6.000 por auto, pero en Gualeguaychú los 5 vehículos pagaron entre todos $ 1.750, según consta en el informe del DEM”, señalaron los concejales.

“Las inconsistencias del Informe son muchas e independientemente de algunas cuestiones legales, intenta tapar el sol con la mano y no puede explicar lo obvio. A partir de esos datos tenemos que decirles a los vecinos que esa prueba tan polémica, donde vino gente del por entonces principal centro de transmisión de coronavirus, con los obvios peligros de contagio del virus para los pilotos locales que asistieron como para el personal municipal, le dejó a la Municipalidad por todo concepto una recaudación de $ 1.750. En síntesis: abrieron el Autódromo un domingo y con serios riesgos sanitarios para cobrar ese monto. Cada uno sacará sus propias conclusiones”, indicaron.

Esa prueba fue la clara demostración de los manejos poco claros dentro de la conducción del Autódromo y en relación a esa jornada en particular, hay varios elementos que le restan solidez a la respuesta del DEM:

  • El protocolo que dicen fuera presentado en mayo ante el COES es desconocido por los directivos -por ejemplo- del karting local. Asimismo, no se adjunta el visto bueno del COES en ese sentido.

  • El señor Emanuel Arenas, a cargo de la coordinación del Autódromo, aseguró en un medio radial que los pilotos atravesaron los controles de ruta porque tenían permisos como “mecánicos” y eran personal esencial. Pero venían a correr y desde la Municipalidad sabían que se trasladaban mediante ese ardid.

  • Asimismo, en declaraciones a los medios de la ciudad aseguró que la delegación completa fue directamente al Autódromo y no tuvo contacto con nadie por fuera de él. Pero en realidad una persona mayor de 60 años (proveniente del AMBA) que iba en ella tuvo que esperar en un parador de la ruta 14 toda la jornada por ser considerado de riesgo.

  • También consignó que los kartings no viajaron ya que estaban en Gualeguaychú. La pregunta que cabe es ¿eran videntes los pilotos bonaerenses que dejaron sus vehículos en el verano en Gualeguaychú -donde el circuito no les da para competencias oficiales- sabiendo que venía una pandemia y no los iban a utilizar más?

  • Siempre se pide que para que la prueba sea rentable para la Municipalidad, se junten 10 máquinas mínimamente. En esta ocasión lo hicieron con 5.

  • La prueba se conoció por denuncias de vecinos. La Dirección de Deportes nunca la comunicó.

  • No se consigna si existió servicio de Ambulancia ese día; y de haber sido contratada no especifica cuál y obviamente no se presenta la habilitación de la misma.

  • El decreto provincial N° 1160 de fecha 29 de julio de 2020 donde se habilitan actividades deportivas entre las que se cuenta la del automovilismo, indica en el anexo que se aconseja para el reinicio de las mismas que se prioricen las localidades que no se hayan categorizado como transmisión por conglomerado o circulación comunitaria. Más allá de la fase en la que se encontraba Gualeguaychú, no existía ni un motivo racional para abrir el Autódromo a pilotos del AMBA cuando los de nuestra ciudad aún estaban vedados.

“Desde el punto de vista municipal, lo actuado se hizo sin vulnerar la ley. Nosotros entendemos que hay cosas que aún no han quedado claras, pero lo que si no admite dudas es que lo sucedido no puede explicarse desde la razón ni desde el sentido común. Algunas respuestas desafían la inteligencia de los vecinos. Abrir el Autódromo en plena pandemia para pilotos de Buenos Aires para recaudar $ 1.750 no es muy defendible. O bien es insólito o nos falta una parte del cuento”, finalizaron.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios