LA PANDEMIA SIGUE (y los errores del gobierno también)

Difunde en las redes

THE PANDEMIC CONTINUES (and the mistakes of the government as well).

Espacio gratuito cedido por DIARIO NOVA.

Lamentablemente la pandemia sigue. Lo advertimos cuando, alegremente, desde el oficialismo se ha actuado con negligencia e impericia, una vez más, tomando medidas y adoptando actitudes que dieron a entender que la situación había mejorado notablemente.

El oficialismo se ha manejado con irresponsabilidad, con egoísmo y cerrada soberbia. Cuando debía contemplarse el cambio del encerramiento, no escuchó. Cuando debían disponerse testeos y muestreos, con aislamiento, no lo hizo. Cuando se avecinaban las fiestas de fin de año y la temporada turística, no generó advertencias ni fortaleció controles. Cuando debía compartir información, la escondió. Con notable ineptitud, sin dejar de lado especulaciones políticas vinculadas a ambiciones electorales, cabalgando sobre el cansancio social, dejó hacer para luego señalar a la sociedad y a los jóvenes como los responsables.

Una vez más, se quieren sacar de encima sus errores y no hacerse cargo de las consecuencias de sus erráticas políticas. No nos olvidaremos que impusieron medidas restrictivas sin contar con respaldo legal. No nos olvidaremos del desastre que llevaron a cabo en el Hospital en la fracasada gestión finalizada recientemente por expulsión de su ex director. Se vivió un verdadero culebrón en el principal centro sanitario de la región. No nos olvidaremos que el intendente, un concejal y funcionarios oficialistas negaron la necesidad del uso del barbijo en los primeros cuatro meses de la pandemia.

Nos preguntamos, ¿cómo vuelven de semejante ridículo? ¿Qué explicaciones le dan a la sociedad, harta de encierro, cuando desde las más altas esferas de gobierno se han alentado y promovido concentraciones de cientos de miles de personas, sin barbijo ni distanciamiento ni ningún tipo de cuidado?

Desde que comenzó la pandemia adoptamos una conducta responsable, prudente y colaborativa. Nos cansamos de pedir diálogo y apertura, ofreciendo acompañar con propuestas. Nunca se nos escuchó ni se nos tuvo en cuenta. Ha primado en el gobierno local la mezquindad, la altanería y la autosuficiencia. Han fracasado.

Y, hoy, otra vez, es la sociedad la que sale presurosa a cuidarse porque el gobierno no la cuida. Dejamos en claro que muchos sectores han actuado con responsabilidad y convicción. Como también hubo grupos que no lo hicieron y se condujeron dando la espalda al cuidado personal y colectivo. Pero, sobre todo, lo que ha fallado es el propio gobierno, sin comunicación adecuada, sin dar ejemplos desde los principales funcionarios, obrando de manera contradictoria, queriendo obtener rédito político a costa de la verdad. No han estado a la altura de las circunstancias.

La sociedad de Gualeguaychú está harta de la irresponsabilidad de quienes conducen los destinos del municipio y su grupo político. Y también está harta de los gobiernos de la nación y de la provincia, que amparan la corrupción, quieren doblegar a los jueces para que sus funcionarios no vayan presos, no protegen al que trabaja y produce, castigan con impuestos, estafan a los jubilados, cierran las escuelas y van de error en error, mostrando su ineptitud.

Hoy, también debemos decir con dolor que nuestra provincia, mal gobernada, fundida y empobrecida, ha sido demandada en un tribunal extranjero por no pagar su deuda. Día a día nos sorprenden las malas noticias de estos gobiernos carentes de ideas, ausentes de buenos funcionarios y pobres en valores que tendrían que defender a la ciudadanía, pero solo se ocupan de su propio bolsillo y de su voracidad por el poder.

Desde nuestro ámbito se hicieron las advertencias y nuevamente lo decimos. Porque escuchamos a los que saben y porque tenemos en cuenta lo que sucede en otros países. Hay que cuidarse. Tenemos que cuidarnos. No estamos en una segunda ola porque la primera no concluyó. Por eso, es previsible que, en un tiempo no muy lejano, sí se padezca esa temida segunda ola.

Le exigimos al gobierno que no mire para otro lado, que actúe con responsabilidad y conocimiento. Que tome medidas con inteligencia que no lastimen a los sectores productivos y comerciales. Y que tengan en cuenta la necesidad de retornar a las escuelas cuando comience el calendario escolar, adoptando las medidas preventivas oportunas para darles seguridad sanitaria a docentes, alumnos y no docentes.

Desde nuestro lugar no bajamos los brazos ni nos callamos, seguiremos bregando por el cuidado de todos y cada uno de quienes vivimos en esta bella ciudad, en esta rica provincia y en este país donde nacimos, nacieron nuestros padres y abuelos y queremos que crezcan nuestros hijos y nietos, con salud y progreso.

Juntos por el Cambio Gualeguaychú

(Partidos UCR, PRO, GEN y Nuevo Espacio)


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios