Entre Ríos es la única provincia demandada en el extranjero y en default

Difunde en las redes

Entre Ríos is the only province in demand abroad and in default.

Este lunes Córdoba arregló con sus acreedores y evitó el incumplimiento de pagos, mientras en Entre sigue sin saberse en qué se gastó la plata.

Entre Ríos es la primera y única provincia demandada en la justicia de los Estados Unidos por un caso de default en el proceso de reestructuración de la deuda de 500 millones de dólares que se inició el año pasado.

El 5 de enero pasado un grupo de 18 fondos acreedores presentó un reclamo judicial en una corte de Nueva York por el default de un cupón de intereses por 28,7 millones de dólares que debían ser pagados originalmente en agosto.

Hoy la provincia es la única que afronta un proceso judicial en el extranjero por el incumplimiento de los compromisos asumidos, ya que Córdoba, Mendoza, Neuquén y Río Negro ya cerraron sus propias reestructuraciones.

Este martes, el ministro de Economía de la nación, Martín Guzmán, convocó al titular de la cartera entrerriana, Hugo Ballay, para que dé cuenta de la situación entrerriana, sumamente complicada.

Entre Ríos no solo se convirtió en la primera provincia argentina demanda en la justicia de los Estados Unidos por un caso de default, sino que tampoco se sabe qué ocurrió con los fondos de la deuda contraída.

El resto de las provincias que tenían compromisos en el extranjero, no solo lograron hacer lo que se conoce como un canje de deuda, es decir, acordar con los acreedores, sino que también realizaron obras significativas.

El mejor ejemplo es Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti, confirmó este lunes un acuerdo con los acreedores de deuda de 700 millones de dólares.

“La Provincia ha bajado la tasa de interés respecto a los contratos originales, lo cual le significa un ahorro, desde este año 2021 hasta el año 2029, de 200 millones de dólares. Porque hemos bajado de un promedio de 7,23 por ciento, que era la tasa de interés de los contratos originales, a el 6,08 por ciento en promedio, que es la nueva reestructuración de la deuda” afirmó el mandatario cordobés Schiaretti.

En esa línea, el gobernador también remarcó que “la deuda empieza a vencer en el 2023. Tiene un mejor perfil de vencimiento y las tasas de interés son más bajas, siendo más bajas aún las del año 2021 y 2022″.

Entre Ríos, en cambio, contrajo en 2017 una deuda  de 500 millones de dólares con una tasa de interés pagadera semestralmente de 8.75%, más de 1% mensual.

La tasa asumida por la provincia está al límite de la usura y el cupón que no se abonó en agosto y que generó la demanda es por 28,7 millones de dólares.

Luego de caer en default y de que la provincia fuera la primera argentina en la historia demandada en Estados Unidos, el gobierno entrerriano emitió un comunicado en el que buscó justificar el incumplimiento, pero nunca admitió que el garrafal error fue el de contraer una deuda en dólares en una economía que recauda en pesos.

En Entre Ríos no hubo obra pública, generación de empleo, inversiones en salud, seguridad o educación y hay otro gran interrogante que el gobierno entrerriano sigue sin responder: ¿en qué se gastó la plata?

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios