El Gobierno cruzó el invierno pero falleció en la primavera

Difunde en las redes

The Government crossed the winter but died in the spring.

Una vez más el Abogado Fabián Otarán de la ciudad de Gualeguaychú publicó en su cuenta personal de Facebook la cruda realidad política que vive nuestro país.

Fabián Otarán:

Laughter.

El Gobierno cruzó el invierno pero falleció en la primavera. No necesitó de estallidos sociales, ni de cortes de ruta ni de paros interminables. Lo mató la mejor arma para vencer a quien cree que se las sabe todas: La risa.

Cumplimos 17 años de Gobiernos kirchneristas que nos quieren hacer ver lo negro blanco. El gobierno que en la historia argentina más plata recaudó y dilapidó.

No fueron suficientes los aviones viajando vacíos, los videos de La Rosadita, los bolsos en los conventos, los jardineros millonarios, los hoteles sin clientes, por qué no, también ver a nuestros amigos y conocidos cómo la política los ha enriquecido. Lo volvieron a votar.

Uno hacía crítica objetivas y el chuzazo venía enseguida: odiador, gorila, neoliberal, Macri Gato, Globoludo, Derecha, etc., uff.

Así estábamos cuando apareció el Diputado Ameri chupando una teta. Y el kirchnerismo ya no tuvo que dar explicación por uno, por dos, por tres. Las tiene que dar por miles y miles de Ameri, de Lázaros y de Boudou con los que colonizó todas las estructuras políticas de nuestro país; y las tiene que dar hasta por el último pirincho que puso en la ruta para controlar, tan inútil y deshumanizado, que un padre con todos permisos no le puede dar el último abrazo a su hija porque no lo dejó pasar.

Nos han hecho vivir lo peor. La única diferencia de Ameri con todos los otros es que el zoom aún no los muestra.

En una situación económica catastrófica como la que vivimos con niños sin clases, despidos, empresas que se van del país, sin reservas en el BC., con papel pintado en los bolsillos, devaluación encubierta, el fracaso de la cuarentena, los fusilamientos de cada día y una reforma de la justicia completamente irracional, y que se siguen contratando militantes en el Estado, lo de Ameri llena el vaso. No por una moralina, sino porque da risa. Que esperen las explicaciones hasta que pare la risa, carcajadas fuertes y extendidas. La risa salvadora, la experiencia cómica que nos trasciende y que nos da una salida al absurdo que no se puede expresar con palabras, la del niño cuando ve el rey desnudo, la risa que comparten el pobre y el rico, el ilustrado y el zopenco, la risa estertórea y abundante. El helicóptero de Alberto Fernández fue la risa de los argentinos.

Ya está. Las expropiaciones, las tomas, el Indio con binoculares, el todes, los videos de Alberto antes de ser Presidente, los de ahora que es Presidente, las intervenciones de Kicillof…., y el seno de Ameri. De golpe la realidad fue un combo que les pegó en la nuca. En nueve meses el Gobierno se desgastó, nadie lo toma enserio, no habrá inversiones, no habrá trabajo, no habrá salida.

Estuvo bien la risa porque nos salvó de peores emociones, la frustración, el odio, la violencia. Pero ahora hay que marchar. Hay que evitar que la situación colapse e intentar una salida política lo menos dolorosa posible. Anticipémonos, pensemos y obremos fríamente. No dejemos que empiece una lucha de pobres contra pobres.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios