sáb. May 30th, 2020

El Gobierno autorizó un vuelo para repatriar a los niños argentinos varados en Tanzania tras la muerte de su padre

Difunde en las redes

The Government authorized a flight to repatriate Argentine children stranded in Tanzania after the death of their father.

Los chicos de 8 y 12 años habían quedaron al cuidado de una niñera. Son los hijos del médico argentino Fernando Morales, de 52 años, que falleció a comienzos de mayo.

Los niños argentinos de 8 y 12 años que habían quedado varados en Tanzania luego de la muerte de su padre serán repatriados a la Argentina, donde podrán reencontrarse con su madre y el resto de su familia. Así lo confirmó el gobierno nacional, que autorizó un vuelo humanitario para los dos menores, hijos del médico argentino Fernando Morales, de 52 años, que falleció el 5 de mayo pasado.

Estudios realizados semanas después descartaron que el médico haya muerto de coronavirus como se sospechó en un principio. Morales vivía en África desde hacía más de 25 años, donde trabajaba como médico en ICAP, una ONG de la Universidad de Columbia. Allí conoció a su esposa, Crymy, con quien se casó y tuvo dos hijos.

A principios de marzo, su esposa había viajado a Buenos Aires para ayudar a su suegra y a su sobrino y en medio de las restricciones para viajar por las medidas de aislamiento obligatorio, no pudo regresar a reunirse con su familia en Tanzania.

Ahora, los ministerios de Relaciones Exteriores y Culto, Salud y Transporte, a través de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), autorizaron el vuelo que se va a realizar desde Tanzania para repatriar a los chicos, Juliana y Ariel Morales, junto a su acompañante, María Victoria Ballve Bengolea.

En las últimas horas fue aprobada la autorización de vuelo a realizarse por parte de la empresa Icon Taxi Aéreo desde San Pablo, Brasil, el 21 de mayo para arribar a Ezeiza el 22 de mayo a la 1:30 de la madrugada.

“El Estado argentino continúa evaluando cada uno de los casos de los ciudadanos nacionales que se encuentran en el extranjero, coordinando vuelos de repatriación y asistencia. Ante el pedido de la madre de los menores a las autoridades para realizar un vuelo de repatriación, manifestando la necesidad de que sus hijos cuenten con un sistema sanitario adecuado y expresando el frágil estado anímico de los niños, el Estado puso en marcha las gestiones pertinentes concentradas en la Embajada argentina en Nairobi, Kenia”, informaron las autoridades de ANAC, a través de un comunicado.

Se dio a conocer a comienzos de mayo los detalles de la tragedia de la familia del médico argentino, que hasta ahora no había podido reencontrarse. Fernando Morales había estado en la Argentina a fines de 2019, cuando viajó para despedir a su hermano menor que, con 48 años, falleció el 4 de noviembre de septicemia.

El hombre falleció en la madrugada del 5 de mayo mientras esperaba que lo trasladaran a un clínica en Sudáfrica, ya que tenía antecedentes cardíacos y pulmonares. Fernando Morales había nacido en San Isidro y estudió en el Colegio Martín y Omar. Cursó la carrera de Medicina en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Tras su graduación, en 1996, trabajó un par de años ad honorem en el Hospital Muñiz y luego se sumó a la organización Médicos Sin Fronteras (MSF).

A África llegó hace 25 años. Primero estuvo en Sierra Leona y, después, se radicó en la ciudad de Dar es-Salaam (Tanzania), donde trabajaba como médico en ICAP, una ONG de la Universidad de Columbia que brinda servicios integrales para combatir el HIV y en iniciativas de fortalecimiento del sistema de salud en comunidades vulnerables. En África, también, conoció a Crymy, con quien se casó y tuvo dos hijos.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios