Denuncian serias irregularidades en el Iosper

Difunde en las redes

They denounce serious irregularities in Iosper.

Trabajadores aseguran que se intervino una dirección con el fin de ocultar expedientes muy comprometedores.

Una grave denuncia llegó al Portal de Ricardo David, proveniente del Instituto de Obra Social de la provincia de Entre Rios.

Empleados del organismo denuncian que, por decisión del presidente del organismo, Fernando Cañete, la gerenta prestacional, Valeria Kunzi, habría recibido la orden de intervenir la dirección de delegaciones.

Si bien no habría quedado claro el motivo de la intervención, los trabajadores sostienen que se busca esconder y tapar expedientes, ya que allí llegan la documentación proveniente de las diferentes delegaciones que tiene la obra social.

Según los empleados, hay expedientes que las autoridades quieren “perder”, aunque desconocen con precisión qué es lo que se buscaría tapar.

Los trabajadores aseguran que la decisión proviene de la gerenta prestacional, la doctora esteticista Valeria Kunzi, que llegó hace cinco años al organismo, con la presidencia de Fernando Cañete.

Cuando ingresó, habría sido designada jefa de derivaciones y luego asumió la gerencia, por lo que el cargo en derivaciones habría quedado para un hombre de Cañete.

Se trataría de un remisero oriundo de Santa Fe, que, aseguran los empleados, fue nombrado por el presidente junto con otras 15 personas, que habrían ingresado de la mano de Cañete con el rango de jefes.

La mayoría de estas personas, de acuerdo con los trabajadores del Iosper, son de Santa Fe y no vienen a trabajar a Paraná desde hace meses, por motivo de la pandemia, a pesar de lo cual cobran sus sueldos.

Por otra parte, el marido de Kunzi sería jefe de mantenimiento en el Cemener, según sostienen los trabajadores.

Pero, más allá de la denuncia de los trabajadores de que el Iosper habría sido tomado como una agencia de colocación por Cañete, que maneja un presupuesto de más de cinco mil millones de pesos.

Ese descomunal presupuesto, le permite al directorio, que cuenta con un Fabián Monzón condenado por la Justicia, gastar fortunas en comprar obsequios, y el nivel de impunidad es tan grande que se dan este y otros lujos, mientras los afiliados tienen que interponer amparos para acceder a las prestaciones que por derecho les corresponden.

También es de suma gravedad la denuncia que asegura que se querrían esconder expedientes mediante una intervención para la que sostienen que fue designado una persona de apellido Moreyra, que sería hermano del ex titular del organismo y ex intendente de Santa Elena, Silvio Moreyra.

El nuevo interventor, según aseguran los trabajadores, sería empleado de la Cámara de senadores, y tiene doble sueldo, ya que también habría sido designado por su hermano durante su gestión en el Iosper.

Ahora habría sido nombrado director de delegaciones, luego de la intervención que habría removido a Francisco Jancarik.

Más allá de los acomodes de Cañete, los trabajadores denuncian que el objetivo de la intervención sería el de esconder expedientes que, aunque se desconoce qué contienen, serían muy comprometedores.

Empleados del Iosper denunciaron que en la mañana de este lunes tuvieron que concurrir a las 6 para esconder documentación que contendría serias irregularidades.

En tanto, afiliados de Gualeguaychú están convocando una marcha para este miércoles con el fin de que los servicios que se vieron afectados por la pandemia se normalicen.

El argumento es que ellos están haciendo los aportes y tienen los descuentos de la obra social, pero no pueden acceder a las prestaciones que requieren.

Mientras esta marcha suma adeptos que necesitan que se garantice el derecho a la cobertura médica, la intervención en la dirección de delegaciones, aseguran los trabajadores, buscaría esconder expedientes que comprometerían seriamente a las autoridades.

Fuente: El portal de Ricardo David.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios