Cuesta arriba para secundar a Bordet en la lista de Diputados

Listen to this article

Uphill to second Bordet in the list of Deputies.

En su reciente fiesta de cumpleaños, celebrada en su Victoria natal, a María Laura se la vio exultante, animada, vivaz. Ebria de felicidad, aprovechó el momento para reafirmar sus intenciones de ir siempre por más, a pesar de que NUNCA logró nada por mérito propio, ya que siempre que llegó a algún cargo fue impulsada, apadrinada, de RELLENO. Ahora, según declaró en los festejos, entre copa y copa, pretende ser gobernadora.

La historia de María Laura en la política arranca de la mano del ejercicio de su profesión, comunicadora social, cuando hacía prensa para la recordad lista 100 del 2007, que participó de las elecciones de ese año por fuera del PJ, encabezada por Solanas y Cresto, y con Chuni Marquez como candidato a diputado. Después de la derrota en las urnas, Urribarri rescató a María Laura para llevarla hacia puestos de RELLENO donde él necesitara tener a alguien que lo represente, en ideas y decisiones.

En 2011 fue RELLENO en la lista de diputados que llevaba a Urribarri a la reelección, en el puesto 12, lo que le permitió acomodarse en una banca y empezar a SOÑAR con puestos más importantes. Pero su sueño se convirtió en PESADILLA, ya que en el mismo lugar donde su padre fue intendente, a ella le negaron el voto, y perdió en 2015 frente a Mingo Maiocco, el empresario cerealero que en 2011 había quedado a 200 votos de la intendencia. Y la obsesión por convertirse en profeta en su tierra comenzó a acrecentarse. A pesar del fracaso, Urribarri la ubicó como Ministra de Desarrollo Social, y a partir de entonces se le hizo costumbre entregar ayudas, con el vano objetivo de ganar la simpatía del electorado.

Para 2019, su mentor, Urribarri, la puso de RELLENO en la fórmula con la que Bordet logró su reelección. Encabezando la Cámara Alta, fomentó el secreto del destino del dinero que manejan los senadores para contratos, una actitud que levanta sospechas, no le hace bien a la democracia, y más cuando la justicia ha empezado tibiamente a solicitar informes a un senador, que justamente es de Victoria, a quien María Laura pretende como socio, a pesar de estar en veredas opuestas politicamente. Los contratos que otorgó el senador cuestionado han sido aprobados por Stratta, por lo cual son prácticamente SOCIOS.

Envalentonada por sus 4 años como Ministra de Desarrollo Social y 3 años como Vicegobernadora, ahora ha confirmado que irá por la Gobernación. En un primer momento, iba a ser parte de la lista de diputados bendecidos con fueros de Bordet, pero, parece que, como en el Titanic, los botes salvavidas son menos que la cantidad de personas a salvar.

Bordet está en una disyuntiva muy complicada al pretender a Stratta como segunda en su lista de diputados, porque María Laura representa a una localidad que está en el puesto 13 en cantidad de electores de los 18 departamentos. La misma Vicegobernadora en su cumpleaños manifestó que las elecciones en Entre Ríos se deciden con los votos de Paraná, Concordia, Gualeguaychú y Uruguay. Pero el escollo principal para que Bordet incluya a Stratta entre los diez primeros puestos de su lista, los que accederían a una bancada, es la oposición inquebrantable de alguien de su círculo íntimo, que también es familiar, que de ninguna manera quiere que María Laura sea parte del listado, y menos que menos, en un puesto que le de acceso a la cámara baja provincial.

Según trascendió Bordet dejaría a la deriva a Stratta, por lo que ella, que declaró que la mujer no está para rellenar formulas electorales, irá por la gobernación, sin importarle que en Victoria, su casa, no tiene el acompañamiento de la militancia. Parece que se tiene mucha fe, y ante la  preocupación de varias personas presentes en su cumpleaños por la realidad del PJ en Victoria, María Laura manifestó en voz alta que en Entre Ríos se necesita hacer una buena elección en Paraná, Concordia, Gualeguaychú y Uruguay, y nada más, lo que ocurra en Victoria, su ciudad, no importa nada, porque a nivel electoral no es una ciudad que influya en la balanza electoral.

Panorama complicado  para las más altas autoridades provinciales que los aterroriza hablar de fecha de elecciones. Les quedan solamente siete meses de un poder que se les diluye día a día. La credibilidad perdida, una sociedad descontenta, implementación de planes de gobierno de último momento, improvisados, que ya no impresionan. No hay forma de maquillar la mala cara de la administración actual, marcada con cicatrices de funcionarios disfuncionales, y manchas de corrupción. La cuenta regresiva parece acelerarse y se les está volviendo una pesadilla.

Fuente: El Portal de Ricardo David.

Relacionadas

Pepín presentó un segundo pedido de asilo político en Uruguay

Nova

Mientras Vivas ríe en Río, los empleados del IAFAS lloran por la nueva orgánica

Nova

Davico abrió el último periodo de Sesiones Ordinarias de su gestión

Nova