Los argentinos que flameen la Bandera Nacional en las Malvinas podrían ser declarados “personas prohibidas” en las Islas

Difunde en las redes

Argentines who wave the National Flag in the Malvinas could be declared “prohibited persons” in the Islands.

El Consejo Ejecutivo especificó que hasta podría haber intervención policial cuando se agite una bandera. Los motivos.

¿Retaliación? Es decir ¿represalia? Coincidencia o no, en el medio del endurecimiento de la política del gobierno nacional hacia las Malvinas, el Consejo Ejecutivo de las islas acaba de aprobar un nuevo y contundente marco normativo que apunta a declarar como “personas prohibidas” a los argentinos que flameen banderas en las islas. No podrán volver al territorio.

Tal como lo reflejaban la agencia Mercopress este viernes, el Consejo Ejecutivo de las islas -que está integrado por un grupo más pequeño de consejeros legislativos- aprobó un nuevo marco legislativo sobre quiénes pueden ser consideradas “personas prohibidas”, debido a que consideraron que la “una ordenanza anterior” vigente -sobre la cual Clarín ya escribió en su momento- se prestaba a interpretaciones demasiado amplias.

Ahora, del listado que surge para considerar las “conductas inaceptables”, surge como primer ejemplo el que “un individuo” esté “flameando una bandera argentina”. En la guía que publica la prensa de las islas figura un listado de otros hechos a tomar en cuenta, y aclara que el umbral para la actuación policial debe ser alto.

En lo que hace a los argentinos que flameen banderas se afirma que, una vez que esté la policía frente al hecho se le va a pedir al individuo que guarde el símbolo nacional. Después se evaluará si declararlo o no “persona prohibida”, pero no quedaría registrado como tal. Pero si la misma persona se niega a guardar la bandera y se niega a cumplir con la “ley y el orden” establecido, la policía intervendrá y la figura legal que le corresponde en la de “persona prohibida”: no entrará más a las islas por considerarse su conducta “inaceptable”.

Afirma la nueva “guía” legal que las conductas inaceptables también son las que  apelar a “medios escritos, orales u otros métodos para expresar opiniones que provocan, justifican o glorifican la violencia, ocasionan acoso, alarma y estrés que impacta sobre el orden público, o alientan el odio que puede llegar a agitación y/o violencia en la comunidad.”

Es un hecho conocido la irritación de los isleños con el despliegue y simbología argentina en las islas, al punto tal que, cuando el cementerio de Darwin fue restaurado en 2004 -el que guarda los restos de los argentinos caídos en la guerra con el Reino Unido- se prohibió que el cenotafio o cualquiera delas tumbas tuviera banderas o referencias al estado argentino.  Al mismo tiempo prohibir ese acto es un gesto fuerte contra la libertad de expresión.

Y se sabe que mayormente son los veteranos de la guerra quienes más sentimientos tienen ese sentido. Es un clásico en sus fotografías de viaje a las Malvinas, desplegar banderas con leyendas. En los últimos años hubo incidentes por ello. En marzo del año pasado, el ex futbolista Luis Alberto Escobedo fue detenido por mostrar la bandera argentina y cantar el Himno nacional y lanzar frases como “Viva la Patria”.

Sobre el episodio, Escobedo le contó a Clarín que al otro día de la visita al cementerio la policía de las islas llegó a su hotel. “Nos sacaron los pasaportes, los celulares, las cámaras de foto, la ropa y otras cosas personales. Nos tuvieron detenidos dos días y nos trataron como si fuésemos delincuentes. Nos tomaron las impresiones digitales y nos sacaron fotos de frente y de perfil. Todo porque el chofer kelper nos había denunciado por “ofensas e insultos”. Pero nada que ver, solamente honramos la memoria de los nuestros sin ofender a nadie”.

Clarín supo por fuentes de la Comisión de Familiares de Malvinas y Caídos en el Altántico Sur que en los viajes al cementero de Darwin a ellos no les permitían llevar banderas, pero en el último que hicieron hace más de un año, sí pudieron. ” Se habló de ponerlas en las tumbas o cruces, en señal de respeto. Ellos entienden de flamear una bandera, como una provocación. Pero conseguimos que nos permitan desplegarla hasta la cintura. Por encima lo toman como un acto político”, explicó a Clarín Sergio Aguirre, hijo de Miguel Aguirre, marino mercante fallecido en el ataque al buque ARA Isla de los Estados.

Según el Penguin News los otros actos prohibidos por el marco normativo son los que habitualmente hacen a cuestiones de seguridad: “delitos terroristas; delitos comunes en los cuales el individuo es igualmente considerado muy peligroso; delitos internacionales, incluye crímenes de guerra y tortura; corrupción como pueden ser evasión impositiva, lavado de activos, soborno o fraude. También el extremismo es motivo de exclusión, a menos que quede claro que se han retractado públicamente de sus opiniones, además de las ‘conductas inaceptables'”.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios