Arribó nuevo hospital militar móvil donado por China para la ayuda en la pandemia

Difunde en las redes

New mobile military hospital donated by China to aid in the pandemic has arrived.

Es dentro del proyecto de asociación estratégica integral entre Beijing y la Argentina. Se suma a las negociaciones ya avanzadas para la firma del nuevo contrato de compra de vacunas.

El 18 de enero pasado el ministro de Defensa, Agustín Rossi, tuvo un contacto virtual con el embajador de China en la Argentina, Zou Xiaoli, analizaron temas de la agenda bilateral y se trató la llegada al país de un hospital reubicable donado por el Gobierno de la República Popular China. Ayer arribó al puerto de Zárate un navío mercante con el flamante hospital móvil, se cumplió el compromiso asumido por los militares chinos, según la política del presidente Xi Jinping, de ayudar a la Argentina en la lucha contra el virus covid-19. Las tratativas para la cesión del hospital comenzaron casi al término de la gestión macrista, la asunción de Alberto Fernández y el rápido contacto con el presidente Xi Jinping, cuatro cartas más una videoconferencia de 40 minutos, en el contexto de la pandemia, reencarrilaron el avance de la asociación estratégica integral con el gigante asiático y por añadidura la donación prometida por el ejército chino.

El obsequio de China (N. de la R.: valorado en más de 5 millones de dólares) apuntala el vínculo en el ámbito militar, donar equipos no letales garantiza que el gesto quedará fuera de implicaciones geopolíticas. Estados Unidos cedió ayer un hospital de campaña de 40 camas a Uruguay valorado en 400 mil dólares, es el primero de un lote de tres que donará el Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadounidenses al Sistema Nacional de Emergencia del Uruguay. El último episodio de la esgrima geopolítica entre bambalinas de los tres actores, Argentina, China y EE.UU. ocurrió a propósito de la fallida visita del guardacosta estadounidense Stone a Mar del Plata.

La novísima embarcación de la Coast Guard cumplía la “Operación Cruz del Sur”, una navegación inaugural, hasta por el nombre elegido, la primera patrulla del Servicio de Guardacostas a América del Sur orientada a “construir asociaciones regionales de seguridad marítima y contrarrestar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en el Atlántico Sur”. Sin mencionarlo, no hace falta, se sabe de la creciente actividad de pesqueros chinos en el teatro de operaciones elegido por el Stone para su primer despliegue, el Atlántico sudoccidental y la búsqueda de asociación con la Prefectura criolla. El Gobierno aceptó la visita y la cancillería comunicó que “la visita acordada con el Gobierno estadounidense no incluye actividad operativa ni cooperativa alguna. Por lo tanto no involucrará misiones de vigilancia ni de control de la pesca, las cuales se realizan exclusivamente con medios y personal del Estado argentino cuya función es la protección de nuestra soberanía y nuestros recursos en los espacios marítimos nacionales”. Con posterioridad la Guardia Costera anunció la cancelación de la visita a la Argentina por “desafíos logísticos que impedían el amarre en el puerto de Mar del Plata”.

El nosocomio móvil chino pasará a dotación de Sanidad del Ejército Argentino. Es el segundo hospital de procedencia china que recibe la fuerza, el anterior fue donado en 2017. Está integrado por 13 módulos-contenedores con sus respectivos camiones de transporte, una capacidad innovadora que permite desplazarlos en el terreno hasta el lugar donde se necesite la asistencia. Dotado de quirófano, consultorios odontológicos, laboratorio, radiología, planta de agua propia y otros servicios médicos, el nuevo hospital da un rol operativo preponderante en la atención médica de campaña a la fuerza que comanda el general de división Agustín Cejas.

La nueva unidad sanitaria móvil de origen chino del Ejército Argentino aún no tiene asignado su lugar de despliegue. La operación de los módulos es similar al modelo donado con anterioridad, facilita la instrucción y adaptación del personal de sanidad sólo difiere en la capacidad motriz autónoma conferida por el camión, una ventaja para el uso en ayuda humanitaria o desastres naturales.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios