Pavón, condenado por el femicidio de Micaela, en una fiesta con jóvenes: le dieron una paliza

Difunde en las redes

Pavón, convicted of Micaela’s femicide, at a party with young people: they gave him a beating.

Ocurrió en Gualeguay, la misma ciudad que en abril de 2017 se vio conmocionada con el brutal femicidio de la joven estudiante. Hecho que cambiaría para siempre el enfoque de género con una histórica ley.

Néstor Pavón, condenado por el encubrimiento del femicidio de la joven gualeya Micaela García -y acusado por la familia como coautor del hecho-, fue visto por jóvenes en una fiesta clandestina en la madrugada de este domingo. “Tuve a un violador y asesino al lado mío”, contó una asistente del evento realizado en un predio de Gualeguay, en Entre Ríos.

Más tarde también fue visto rondando la zona de la Costanera en su auto, un 407 negro. Allí también lo insultaron y le exigieron que se vaya.

El hombre fue liberado en septiembre de 2020 bajo fianza por la Justicia entrerriana. En su momento, puso su vehículo -una camioneta- como forma de pago de la caución impuesta de un millón de pesos.

La familia de Micaela, en testimonios posteriores a que reciba este beneficio, consideró que “existe material probatorio suficiente que no fue analizado por la justicia correctamente” para rever la responsabilidad de Néstor Pavón como coautor de la violación y el femicidio de Micaela.

Según indicó un comunicado viralizado por redes sociales, “con tal impunidad hoy (madrugada del domingo) Néstor Pavón, violador y asesino, estuvo presente en una fiesta de la juventud de Gualeguay”.

Y continuó: “Hoy lo vi con mis propios ojos, bailando al lado mío. Estaba ahí, impune, libre, la justicia sabe y lo condenó a ese tipo por ser parte de la violación y el femicidio de Micaela García. Y hoy estaba disfrutando como una persona más. Tuve a un violador y un asesino al lado mío.”.

Para finalizar le realiza un pedido claro a la justicia: “No puede estar en la calle. Se tiene que morir preso. Alguien que haga algo. Hasta cuándo autoridades. No podemos más, nos están matando y nadie hace nada, nadie nos ampara ¡Auxilio!”

Tal y como informaron testigos del hecho a Opinión Frontal, el sujeto estaba de gorro y anteojos “tratando de pasar desapercibido”, pero igual fue identificado por una juventud que aun llora a Micaela. Fue atacado a golpes de puño y patadas por los asistentes del evento, quienes lo echaron del lugar, según publicó La Opinión Frontal.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios