Una niña de 5 años se convirtió en el primer caso de síndrome de Kawasaki y coronavirus en Argentina

Difunde en las redes

A 5-year-old girl became the first case of Kawasaki syndrome and coronavirus in Argentina.

Se trata de Renata Bastos, quien tuvo que atravesar una odisea para finalmente ser diagnosticada correctamente en el Hospital Gutiérrez.

Renata Bastos, niña de cinco años de la localidad bonaerense de Billinghurst, es el primer caso de coronavirus y Kawasaki de la Argentina. Hasta llegar al diagnóstico, su madre tuvo que llevarla a tres centros de salud y escuchar una decena de enfermedades que podía tener su hija.

El 6 de mayo la niña comenzó a sentir mucho dolor en el cuerpo. A los dos días, tuvo fiebre por primera vez. Y al día siguiente, su mamá Melina Tarantino la llevó a la guardia “porque tenía 41 grados y casi no podía caminar”, según las propias palabras de la mujer en diálogo con Crónica. Ese día le sacaron sangre a la nena pero no le dieron ningún diagnóstico.

“El 11 volví a llevarla porque seguía con mucha fiebre y ahí me dijeron que tenía infección urinaria. Yo me quedé pensando… ¿pueden ser tantos síntomas por infección urinaria? Ella estaba con todos los ganglios, manos y pies inflamados. Su pancita parecía la de una embarazada. Después me dijeron que era apendicitis, y por este motivo tenía que ser trasladada a otro hospital”, continuó su relato la madre de Renata con el mencionado medio.

En la segunda clínica, le confirmaron que su hija no tenía apendicitis y le dieron el alta, pero la niña continuaba sintiéndose mal. Entonces, Tarantino decidió llevarla a un tercer centro de salud: el Hospital Gutiérrez. Allí, por primera vez le realizaron un hisopado a ambas para ver si tenían coronavirus.

Cuándo le dijeron que tenía coronavirus y Kawasaki.

Después de aislarlas por 15 días y diagnosticarle neumonía a la pequeña, finalmente el 20 de mayo le dijeron que tenía Renata: coronavirus y síndrome de Kawasaki. Lo sorpresivo fue que a Melina el test de Covid-19 le dio negativo.

“Cuando nos enteramos de la noticia lloramos todos, no podíamos creerlo. Me empecé a preguntar todos los porqué del mundo”, confesó la madre de la nena. Sin embargo, la pequeña se sobrepuso al complejo escenario y hoy se encuentra fuera de peligro.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios