Un juez hincha de River, empapeló su despacho con los colores de Boca para comunicarle a un nene que iba a ser adoptado

Difunde en las redes

A River fan judge wallpapered his office with the colors of Boca to tell a child that he was going to be adopted.

El juez Claudio Mazuqui, hincha de River, le comunicó a un nene de 11 años, fanático de Boca, la noticia de la adopción plena y el inicio del trámite de su nueva identidad.

Este jueves, un hermoso momento vivió un nene de 11 años al recibir la noticia de que iba a ser adoptado por los que hasta hoy eran sus guardadores. El juez Claudio Mazuqui, hincha de River, empapeló su despacho con los colores azul y amarillo para darle al niño, fanático de Boca, la noticia de la adopción plena y el inicio del trámite de su nueva identidad.

“Este Juez entiende, como simpatizante del Club Atlético River Plate, que en la vida de una persona es muy importante lo que significa ser ‘hincha’ de un Equipo de Fútbol, resultando apropiado traer a colación una de las frases utilizadas en la película del cine nacional denominada ‘El Secreto de sus ojos’ del  eximio director Juan José Campanella , donde galardonados actores refieren  a dicho sentimiento  de la siguiente forma : ‘…¿Te das cuenta, Benjamín? El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de novia, de religión, de Dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar, Benjamín, no puede cambiar de pasión…’ refiriéndose a lo que significa ser ‘hincha’ o simpatizar con un club de fútbol”, comenzó declarando Mazuqui en la sentencia que dictó.

Y agregó: “Resumiendo y transcribiendo de ese modo, los sentimientos que broten del niño al hacerle conocer lo que este Juez resolvió, y que de esa forma logre entender su alcance a través de una ‘muy buena noticia’, que él mismo esperaba con ansiedad, es decir que sea ‘un momento mágico’, resumiéndose toda esa emoción  en la entrega de una camiseta de futbol de su equipo favorito donde conste su anhelada identidad y una constancia denominada ‘Mi Identidad’”.

A su vez, el juez dialogó con Infobae y explicó que la idea es humanizar a la justicia y superarse día a día. “Seguimos en la corriente de superarnos a nosotros mismos y tratando de humanizar a la justicia. Hay un objetivo único para notificar una sentencia de adopción, y es que el niño comprenda este hecho trascendental, y la forma que yo elijo es a través de su lenguaje diario. Sabíamos que este niño es fanático de Boca, del club, aunque no tiene un jugador favorito”, sostuvo.

“Me contó que estaba ansioso y le preguntaba ‘qué va a hacer Claudio’, que es como me llama. Le dije que le avisara que se quede tranquilo, porque le íbamos a dar una noticia muy linda. Después se me ocurrió que se la podíamos comunicar con los colores de Boca. Ambientamos el juzgado y le dimos la camiseta en una cajita y una tarjeta que dice ‘mi identidad’ con su nuevo nombre. Todos nos regalamos un hermoso momento”, remarcó.

“Al padre de origen lo vio hace dos meses. Con la madre también se comunica, solo que se contacta a través de la madre adoptiva por teléfono y redes sociales. Nosotros, lo que hacemos en la sentencia, es que el niño en algún momento tiene que saber cuáles son sus raíces. No se le puede negar ese derecho, para que sepa de grande qué hacer. Y tiene mejores efectos”, concluyó.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios