mié. May 18th, 2022

Un informe alerta sobre la posibilidad de conflictividad social en Argentina debido a la alta inflación

Difunde en las redes

A report warns about the possibility of social conflict in Argentina due to high inflation.

Tres cuartas partes de las naciones que se prevé que estén en alto riesgo o riesgo extremo de disturbios civiles para el cuarto trimestre de 2022 son países de ingresos medios, según la definición del Banco Mundial, afirmó Verisk Maplecroft en una actualización de su informe de riesgo político.

Un informe de la periodista Jorgelina Do Rosario en Euronews, pone la alerta sobre la Argentina. El aumento de los precios de combustible y de alimentos haría “inevitable” los disturbios y los países en desarrollo de ingresos medios como Brasil o Egipto particularmente en riesgo.

Tres cuartas partes de las naciones que se prevé que estén en alto riesgo o riesgo extremo de disturbios civiles para el cuarto trimestre de 2022 son países de ingresos medios, según la definición del Banco Mundial, afirmó Verisk Maplecroft en una actualización de su informe de riesgo político.

“A diferencia de los países de bajos ingresos, eran lo suficientemente ricos como para ofrecer protección social durante la pandemia, pero ahora tienen dificultades para mantener un alto gasto social que es vital para el nivel de vida de grandes sectores de su población”, decía el informe.

Argentina, Túnez, Pakistán y Filipinas también se encontraban entre los países a observar en los próximos seis meses, dijeron los autores, señalando su alta dependencia de las importaciones de alimentos y energía.

La guerra de Rusia en Ucrania ha acelerado el aumento de los precios de los alimentos, que alcanzaron un récord histórico en febrero y nuevamente en marzo. Los precios de la energía también aumentaron considerablemente. [O/R] “Sin una resolución del conflicto a la vista, la crisis global del costo de vida continuará hasta 2023″, dijo el informe.

Líbano, Senegal, Kenia y Bangladés enfrentan presiones similares. El informe señaló a Sri Lanka y Kazajistán como ejemplos de países de ingresos medios que ya han sufrido disturbios este año. En el primero, el aumento de los precios de los alimentos y el combustible contribuyó a aumentar las tensiones, mientras que un intento de recortar los subsidios al combustible provocó protestas en Kazajistán.

Los disturbios civiles podrían obstaculizar una posible recuperación económica, pero también disuadir a los inversores centrados en factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), agregó.

“Algunos países corren el riesgo de caer en un círculo vicioso, en el que el empeoramiento de la gobernanza y los indicadores sociales los convierte en parias de la inversión ESG, lo que impide las entradas necesarias para mejorar el rendimiento económico y abordar las necesidades de la sociedad”.

El informe encontró que más del 50% de los casi 200 países cubiertos por el índice han experimentado un aumento en los disturbios civiles desde que surgió la pandemia de COVID-19.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios