Preocupación por los animales marinos muertos en las costas argentinas

Difunde en las redes

Concern for dead marine animals off the Argentine coast.

El sábado 20 de febrero habrá una marcha para concientizar acerca de la necesidad de proteger la fauna marina ante la exploración sísmica.

La aparición de ballenas muertas en las playas bonaerenses y Chubut sigue generando preocupación por la posible destrucción del ecosistema marino a nivel nacional e internacional.

Entre el 20 y 22 de octubre de 2020, se encontraron 3 cuerpos de hembras de ballena franca austral en las costas bonaerenses de Necochea, Chapadmalal y Miramar. Y en la provincia patagónica, investigadores del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral, que estudia cada ballena que muere en Península Valdés y alrededores desde 2003, registraron 10 animales muertos hasta esa fecha, aunque claro que podrían ser más los que murieron y fueron registrados.

En este contexto, un conjunto de activistas, organizaciones ecologistas y artistas se reunirán este sábado 20 de febrero a las 14 en Playa Varese para realizar una acción artística de concientización respecto a estas problemáticas.

Los riesgos de los bombardeos marinos.

“Argentina ha autorizado y subvencionado la búsqueda de hidrocarburos en plataformas petrolíferas cercanas a la ciudad de Mar del Plata para lo que se realiza la exploración sísmica. Una de las mayores consecuencias de este método es la disminución de la fauna marina y particularmente de cetáceos, ya que puede llegar hasta a causarles la muerte”, sostienen desde la organización sin fines de lucro Ecos de Mar.

La exploración sísmica son radiografías que se le sacan al fondo del mar para saber si hay petróleo “mediante bombardeos con cañones de aire que generan ruidos tan potentes como el despegue de un cohete espacial”, describe Greenpeace. “Los cetáceos pueden soportar hasta 180 db. La merma de población cetácea no solo tiene como riesgo la posibilidad de extinción de los mismos, sino que puede derivar en la extinción de otras especies marinas y generar un desequilibrio sin precedentes en nuestro ecosistema marino”, continúan en Ecos de Mar.

Este método podría ser la explicación de la aparición de ballenas y delfines muertos que habitan el Mar Argentino. Los estruendos pueden producir cambios en su comportamiento, estrés, reducción del crecimiento, discapacidad auditiva, lesiones masivas y hasta la muerte por ahogamiento o varamientos.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios