Pesca depredadora: incursión ilegal de casi 100 buques extranjeros en aguas argentinas

Difunde en las redes

Predatory fishing: illegal incursion of almost 100 foreign vessels into Argentine waters.

Las imágenes tomadas desde un barco argentino muestran una violación masiva de la Zona Económica Exclusiva del país. La Intercámara Pesquera le envió una nota al Gobierno. En su mayoría, se trata de barcos chinos.

El video es impresionante, un testimonio de piratas del siglo XXI. Fue el sábado a la tarde y lo filmó Alberto Mendoza, capitán del buque argentino Don Pedro: muestra cerca de un centenar de buques extranjeros pescando calamar alevosamente dentro de la Zona Económica Exclusiva, en el Mar Argentino, a una altura entre Viedma y Puerto Madryn, en un área de unos 44 kilómetros de largo y 11 de ancho (como dice el capitán Mendoza, 24 y 6 millas náuticas, respectivamente).

A raíz de eso, las Cámaras Pesqueras argentinas, agrupadas en la Intercámara de la Industria Pesquera de la Argentina, enviaron ayer una nota al presidente Alberto Fernández denunciando la “grave situación nuevamente generada por la actividad ilegal que buques pesqueros extranjeros están realizando en nuestras aguas, capturando, en este caso, calamar, con total descaro e impunidad”.

La nota precisa que las flotas pescando ilegalmente en mar argentino son “principalmente asiáticas y fundamentalmente chinas” y lo hacen gracias a “importantes subsidios de sus estados de pabellón”, que les permite ejecutar “una real rapiña contraria a la soberanía nacional y también contraria a las normas del derecho internacional”.

En la nota enviada al presidente de la Nación, los pesqueros argentinos estiman que los buques piratas están realizando “una captura diaria de calamar diaria de 50 toneladas por buque y que ya llevarían capturada una una cantidad similar o mayor a la captura de los buques argentinos en toda la temporada de pesca”.

Para enfatizar la gravedad de la situación, el mensaje al presidente estima que el número de buques extranjeros que en el Atlántico Sudoccidental realizan ese tipo de acciones ilegales supera los 300 por año. Son buques, enfatiza la nota, que “operan con permiso expreso y subsidio del estado de la bandera. Dichos estados están agrediendo la soberanía nacional, los derechos sobre sus recursos y violan a sabiendas todas las normas y recomendaciones internacionales. La explotación no contiene parámetros científicos elementales y desconocen todas las medidas de conservación y administración que aplica en este caso nuestro país”.

Si bien la pesca furtiva en el mar argentina no es una novedad, los expertos asegura que si es inusual la cantidad de barcos pescando al mismo tiempo.

Infobae se contactó con Juan Redini, presidente de la Cámara de Armadores Poteros Argentinos (esa denominación para los barcos de pesca de calamar deriva de que en España al calamar la dicen pota) quien señaló que nunca se había visto algo semejante: cerca de un centenar de buques pescando ya no en el borde, sino hasta 10 millas dentro de la Zona Económica Exclusiva.

“Son barcos chinos, taiwaneses, coreanos y españoles, pero el 60% son de bandera china”, dijo Redini, y capturan unas 4.000 toneladas diarias de calamar. En los últimos años, la Argentina exportó entre 80.000 y 100.000 toneladas de calamar por año, por un valor aproximado de USD 250 millones anuales. En sólo 10 días de lo que se observa en el video los buques piratas estarían detrayendo unos USD 100 millones de potenciales exportaciones de calamar de la Argentina.

Sobre lo que sucedió el sábado, Redini comentó que enseguida se contactaron con el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, quien tomó contacto con Prefectura y la Armada, que enviaron un avión de patrullaje, que sirvió para que los barcos extranjeros se alejaron de la zona. Pero siguen ahí, al acecho.

En diez días de actividad similar a lo que se ve en el video, los barcos extranjeros detraen el equivalente a unos 100 millones de dólares de calamar argentino

“El problema es que las aguas de la milla 201 de la Argentina son las únicas del mundo que no están reguladas”, explicó Redini. “Venimos hace años denunciando el problema, lo planteamos en la ONU y en la FAO, pero es muy difícil”, algo que se relaciona con la cercanía de la presencia británica en las Islas Malvinas.

Agua de nadie.

Lo habitual en las aguas de “la milla 201” son acuerdos entre los países ribereños, poniendo límites al número de barcos que pueden pescar o limitaciones de calado. “Pero acá es tierra (o agua) de nadie”, aseguró Redini, quien señaló que anualmente incursionan entre 300 y 350 “poteros” extranjeros (el calamar se pesca con anzuelo) y aproximadamente 60 barcos de arrastre (con red) que capturan especies como merluza y abadejo.

A raíz de semejante avance de los barcos extranjeros, dijo Redini, los aproximadamente 70 poteros argentinos, cuyo período histórico de captura va de enero a agosto, ahora llega hasta abril o mayo, de modo de preservar el recurso. Pero los extranjeros esperaban cerca de la Zona Económica Exclusiva y los capturaban a la salida, lo que fue haciendo cada vez más pobre la captura y limitando la temporada. Lo que nunca se había visto, reiteró Redini, es que incursionaran masivamente y tan adentro del mar argentino.

Lo hacen, explicó, apagando el AIS (Automatic Identification System) de modo que los satélites no los detecten. Sucede además que, como dice la nota que la Intercámara Pesquera le envió al presidente, “seguramente, asumiendo que los efectos de la pandemia del Covid 19 reducirían notablemente la capacidad de control y patrullaje de los límites externos de la jurisdicción nacional, más de 100 buques extranjeros fueron sorprendidos en plena explotación de calamar, en una clara y masiva incursión ilegítima dentro de la Zona Económica Nacional”. Y agrega, “Ya no solo repiten su también irregular y despreciable conducta en aguas internacionales adyacentes sino que exacerban su temeridad ingresando sin pudor alguno en aguas soberanas”.

Queda ver qué responde el gobierno argentino, teniendo en cuenta que la absoluta mayoría de esos barcos son de bandera china y, según dice la propia nota, subsidiados por el gobierno chino.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios