“No era mi hora”: dramático testimonio de un bombero cordobés rodeado por el fuego

Difunde en las redes

“It wasn’t my time”: dramatic testimony of a Cordovan firefighter surrounded by fire.

Un joven bombero cordobés contó la difícil situación que vivió mientras trabajaba para detener el avance de los incendios.

Jeremías Sueldo vive en Arroyito, Córdoba, y forma parte de la gran cantidad de dotaciones de bomberos que se enfrentan a diario el fuego de los incendios que azotan la provincia desde hace varias semanas.

La lucha contra en fuego en Córdoba.

En su cuenta de Twitter, el cordobés mostró imágenes luego de una jornada de trabajo y relató: “Nos encerró el fuego, la garganta no daba más, mis compañeros cruzaron el camión por el fuego y quedé atrás. No sé quién me estaba mirando de arriba para darme la tranquilidad que no tengo, y pedir una chata. Aparecieron con lo justo, me tire arriba y me sacaron. No era mi hora”.

El posteo fue comentado y compartido por miles de personas y motivó a que “Jero” continuara con su agradecimiento. “Gracias a los que me salvaron las papas. Un poco de agua en la cara un trago de agua para remojar la garganta y seguimos laburando hasta que lo controlamos entre los 6 cuarteles que había. A veces hace falta un cagazo así para sentirse bien bien vivo”, afirmó.

En los últimos días, el fuego continuó extendiéndose por las altas temperaturas. Más de tres centenares de bomberos trabajaron duramente junto a trabajadores de la zona más alta del parque de Los Cocos, en la zona norte del Valle de Punilla cordobés.

Diego Concha, director de Defensa Civil, advirtió que el panorama es “muy complicado”. Según indicó, “hay mucho material combustible, pastizal y monte en el lugar”, por lo que la gente está arriesgando su vida para apagar los focos.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios