En 2.000 kilómetros, el frío muestra dos caras de la misma moneda

Difunde en las redes

In 2,000 kilometers, the cold shows two sides of the same coin.

En la Patagonia, las nevadas intensas ocasionan graves daños en majadas de ovejas, mientras que, en pleno invierno, el Litoral lucha contra la langosta.

En este momento del año, el pleno invierno en toda la República Argentina muestra dos caras muy contrastantes. Sí, el clima extremo en la Patagonía deja aislados rebaños enteros de ovejas en medio de la estepa, mientras que, contra todo pronóstico, los langostinos siguen luchando contra la plaga en el Litoral.

Este fin de semana, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) emitía un comunicado y compartía imágenes importantes en redes sociales (Ver abajo) sobre las consecuencias de las recurrentes nevadas y fríos extremos que sufre el argentino.

“El retorno a los durísimos inviernos patagónicos, pone de manifiesto las pésimas condiciones de infraestructura que dominan esa región: rutas, caminos, alcantarillas, servicios de comunicación telefónica e internet, gas, electricidad, que colapsan frente al fenómeno”, dice el editorial que publica CRA.

A esto agrega que esta postal se opone a la propuesta de los países con “un alto nivel de actividad agro-ganadera”, lo cuales cuentan con adecuada infraestructura, mecanismos de prevención y leyes de seguros contra desastres naturales.

Asimismo, “una región poco poblada y con superficies inmensas va camino a un destino de desaparición productiva, cuando el país y el mundo demandan más nuestros productos sanos y renovables”, advierten los confederados.

En otro orden y así como el invierno muestra esta cara, hacia el norte, más precisamente entre el Litoral y el NEA. Allí, los langosteros del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) siguen tras el control de la plaga de una manga de langostas que ingresó al país hace dos meses y aun siguen moviéndose.

Las condiciones ambientales que caracterizaron a la zona la semana pasada, con alta humedad relativa, temperaturas otoñales y viento norte ayudaron a la activación y desplazamiento de estos insectos.

El último reporte del Senasa indicó, este sábado, que continuando con las tareas de control de la manga de langosta sudamericana presente en lotes sobre la ruta 14 entre los kilómetros 296 y 298 (cercano a Federación, Entre Ríos), se realizaron tratamientos con equipos terrestres y aéreos en una superficie aproximada de 400 hectáreas, correspondientes a nueve establecimientos agropecuarios de la zona, tanto en montes citrícolas como forestales.

Las condiciones climáticas, baja temperatura y algunos milímetros de precipitaciones, que acompañaron las últimas jornadas, permitieron organizar adecuadamente las tareas de pulverización.

Fuente: Infocampo.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios