El dólar libre bajó cinco pesos, a $190, y la brecha con el oficial cedió a 143%

Difunde en las redes

The free dollar fell five pesos, to $ 190, and the gap with the official yielded to 143%

Las paridades bursátiles también reflejaron la tensión cambiaria, mientras se espera una nueva emisión de bonos. El contado con liqui restó seis pesos, a $165,11, mientras que el MEP subió a $156,96.

La tensión cambiaria se plasmó con toda su fuerza en la dinámica de los tipos de cambio que se negocian por fuera de los controles oficiales. El dólar libre -que escaló la semana anterior 17 pesos o 9,6%, a un récord de 195 pesos-, este lunes cedió cinco pesos (-2,6%), a $190 para la venta, tras haber tocado un piso intradiario de 187 pesos.

El foco del mercado estará en la licitación este martes de bonos dollar linked y otros instrumentos en pesos, para desalentar la demanda de dólares a través de las operaciones bursátiles, que también impulsaron a niveles récord al contado con liquidación y el dólar MEP.

La brecha cambiaria con el oficial mayorista, que mantiene el gradual sesgo alcista con la tutela del Banco Central, llegó a casi 150%, para ceder ahora al 142,8 por ciento. La divisa interbancaria ascendió doce centavos este lunes, a $78,26 pesos.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los 225 millones de dólares. Estimaciones privadas cifraron en unos USD 50 millones el saldo neto negativo para el BCRA por sus intervenciones.

“En la primera rueda de la semana, la última de octubre, el BCRA tuvo que volver a utilizar recursos propios para subsanar el faltante de oferta en el mercado”, comentó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

El BCRA volvió a vender divisas de contado para moderar la tendencia alcista del dólar mayorista.

La expectativa está puesta en lo que haga el Gobierno para bajar la brecha cambiaria y, con ese fin, la licitación que el Ministerio de Economía realizará este martes, con la intención de absorber pesos del sistema financiero y quitarle presión al tipo de cambio.

En principio se prevé la colocará un nuevo bono dollar linked, exclusivo para fondos de inversión. Además, se colocarían Letras ajustada por CER y otra a tasa fija, ambas a diciembre. También un bono CER a 2021 y otro a tasa Badlar a 2021.

En ese contexto, las paridades bursátiles de contado con liquidación y MEP se transaron al cierre a $165,11 (cayó cinco pesos, aunque llegó a pactarse a $174 por la mañana) y $156,96, respectivamente.doalr

El dólar libre aceleró su escalada en las últimas seis semanas, tras la aplicación de un impuesto de 35% a cuenta de Ganancias para la venta de divisas para atesoramiento. Desde el 15 de septiembre acumuló un alza de 59 pesos o 45%, mientras que en poco menos de diez meses transcurridos de 2020 escaló 152,5 por ciento.

Una semana atrás, el Ministerio de Economía anunció una reducción a tres días en todos los períodos de permanencia (parking) vigentes de valores negociables, utilizados para la operatoria del dólar contado con liqui y dólar MEP, al tiempo que volvió a autorizar las operaciones de inversores no residentes. Además, informó que realizará una subasta de bonos por USD 750 millones en noviembre, para facilitar la salida de fondos invertidos en títulos en pesos. Justamente, el movimiento de estos fondos para hacerse de dólares a través de la compraventa de acciones y bonos fue uno de los motores del ascenso de los dólares implícitos en las últimas semanas.

“Las acciones y medidas tomadas lucieron, por primera vez en mucho tiempo, consistentes entre sí, aunque insuficientes para neutralizar la totalidad de los problemas”, indicó Leandro Ziccarelli, jefe de Research de ICB Argentina. “Las cotizaciones MEP y contado con liquidación retrocedieron fuerte sobre el final de semana producto de las sostenidas intervenciones vendedoras de agencias públicas contra pesos y la prohibición de operatoria a grandes fondos que rigió -de facto-el viernes”, recordó Ziccarelli.

La tenencia de bonos del BCRA para intervenir en el mercado se redujo casi USD 2.200 millones en menos de dos meses, por las ventas que efectuó y por el fuerte salto del dólar implícito

“Si bien el foco actual está en la dinámica del dólar y en cómo resolver el nudo gordiano del cepo y la brecha, la inflación espera agazapada. La aceleración de los precios no sería producto de un solo factor, sino que hay diversas gotas que harían rebalsar el vaso. Ajuste de tarifas, emisión monetaria y caída de la demanda de pesos serían algunos de los protagonistas”, indicó un reporte de GMA Capital.

En las seis semanas transcurridas a partir del 15 de septiembre, la brecha cambiaria se disparó desde el 70% hasta casi 150%, después de la decisión oficial de aplicar el Impuesto a las Ganancias del 35% a la venta de dólares para atesoramiento y consumos en el exterior, mientras que se restringió el acceso de las empresas a divisas con destino al pago de deuda en moneda extranjera.

El BCRA intentó controlar el avance de los dólares que se negocian en Bolsa, a través de la venta en el mercado secundario de parte de sus tenencias de nuevos bonos del canje en su activo. Pero por el doble efecto de esta intervención -que deprime las cotizaciones de los títulos públicos- y la escalada del tipo de cambio implícito, el “poder de fuego” de la entidad monetaria en este segmento se consumió a gran velocidad, lo que obligó ahora a apelar a la emisión de títulos públicos del propio Tesoro para hacerle frente a las presiones devaluatorias.

Desde el 7 de septiembre, la entidad monetaria publica en su balance la tenencia de los nuevos bonos en dólares con ley local emitidos por la reestructuración de deuda. Entonces los nuevos títulos en el activo ascendían a un total de $745.192,7 millones, que al tipo de cambio oficial del 7 de septiembre representaban unos USD 9.983,6 millones, o unos USD 6.009,6 millones según el contado con liqui.

En el último balance de la entidad, actualizado al 15 de octubre, los bonos reestructurados en dólares con ley argentina contabilizaban $642.678,3 millones, unos USD 8.296,9 millones al tipo de cambio oficial, o USD 3.836,4 millones según el contado con liqui. Esto es una pérdida de valor de mercado de los nuevos bonos de USD 2.173 millones o 36% en menos de dos meses, sin que el sacrificio de este activo permitiera frenar la ampliación de la brecha.

“La disparada de los dólares paralelos, que superaron 180 pesos en la última semana, obedece en parte importante al exceso de oferta de pesos al que está llevando el agujero fiscal en un escenario de creciente incertidumbre y desconfianza en el peso”, consignó Ecolatina.

“Si bien las últimas medidas del Banco Central fueron en la dirección correcta, resultaron insuficientes para reducir la volatilidad en los mercados. Las expectativas deterioradas de los inversores fueron comunicadas por uno de los principales grupos de acreedores del país, que exige un cambio drástico en las políticas implementadas”, describió un informe de Portfolio Personal Inversiones.

Las reservas internacionales retrocedieron el viernes USD 170 millones y finalizaron en USD 40.499 millones, mientras que en la semana las reservas acumularon una disminución de 287 millones de dólares.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios