Dos universidades nacionales crean un kit de diagnóstico

Difunde en las redes

Two national universities create a diagnostic kit.

La Universidad de San Martín y la de Quilmes, junto con dos pymes tecnológicas, desarrollaron el test que funciona en tres pasos. Tienen capacidad para producir 100 mil al mes.

Investigadores pertenecientes a las Universidades de San Martín (UNSAM) y de Quilmes (UNQ) desarrollaron un kit de diagnóstico para detectar en poco más de una hora la presencia del SARS-CoV-2, el patógeno que causa la enfermedad Covid-19, en personas infectadas con síntomas y sin ellos.

El test llamado ELA-CHEMSTRIP, que fue realizado en conjunto con dos pymes tecnológicas, es más rápido y sensible que el RT-PCR y tiene la particularidad de utilizar componentes y tecnología argentina.

De acuerdo a ambas instituciones académicas, el mismo fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y se encuentran en una etapa de producción, con la capacidad de fabricar unos 100 mil de forma mensual.

Diego Comerci, investigador del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la UNSAM y coordinador del desarrollo, puntualizó: “El objetivo era garantizar la soberanía sanitaria sobre los diagnósticos de COVID-19. Para eso teníamos que desarrollar un kit con los mejores estándares de calidad y producir localmente todos los insumos necesarios”.

En tanto, Daniel Ghiringhelli, uno de los investigadores de la UNQ, precisó: “La sensibilidad de nuestro método es impresionante y podría complementar el trabajo que ya se está haciendo con otros tests, en la medida en que abriría la puerta al testeo de una mayor cantidad de casos”.

A mediados de mayo, el presidente Alberto Fernández, el ministro de Salud, Ginés González García, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, presentaron el NEOKIT-COVID-19, también de fabricación nacional y con un diagnóstico en dos horas.

Las pymes que participaron en el ELA-CHEMSTRIP son CHEMTEST, incubada en la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación dentro del Campus de la UNSAM; y Productos Bio-Lógicos (PB-L), una empresa de base tecnológica creada desde la UNQ.

CÓMO FUNCIONA EL NUEVO KIT.

PASO 1:

Se realiza un hisopado nasofaríngeo al paciente para obtener células. Éstas son procesadas para que liberen el ARN del virus si estaban infectadas.

PASO 2:

A fin de que sea detectable el virus, se aplica la tecnología ELA (Easy Loop Amplification), para amplificar su presencia aunque sea mínima.

PASO 3:

El diagnóstico concluye con una tira que, al entrar en contacto con el ARN viral amplificado, reacciona mostrando dos bandas coloreadas (positivo +). Si el virus no estaba presente, la tira muestra una sola banda (negativo -), lo cual significa que el paciente no está infectado.

Todo el proceso dura una hora y media y puede realizarse con los productos que vienen en el kit diagnóstico, más un equipo para incubar a 60°. Es decir que no requiere el equipamiento costoso y sofisticado que utilizan los test moleculares RT-PCR.

QUIÉNES SON LOS INVESTIGADORES ARGENTINOS.

El equipo de investigadores está integrado por Diego Comerci, Juan Ugalde y Andrés Ciocchini, todos del CONICET en el IIB de la UNSAM, entidad donde se doctoraron y se desempeñan como docentes.

Por su parte, el equipo de investigadores de la UNQ está liderado por Marcos Bilen, Daniel Ghiringhelli, Cristina Borio y Ana Ventura. Además, participaron una decena de investigadores y técnicos de las pymes de base tecnológica.

Por UNSAM y CHEMTEST participaron Luciano Melli, Josefina Caillava, Analía Novak, Stella Maris Landívar, Tamara Laube y Agustina Carreño. Por PB-L, Vanina Rodriguez, Cristian Mobilia, Marcelo Romero y Melisa Da Silva.

El desarrollo contó con financiamiento específico de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de Presidencia de la Nación, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y de la Agencia I+D+i.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios