Doble asesinato en el río de la Plata: “Maté al capitán y al primer oficial, tan sencillo como eso”

Difunde en las redes

Double murder in the Río de la Plata: “I killed the captain and the first officer, as simple as that.”

En un violento episodio, digno casi del guión de una película dramática ambientada en el mar, un marinero que habría sufrido un presunto ataque psicótico asesinó a tiros al capitán y al primer oficial de un buque tanque cuando este navegaba frente a Punta Lara, a la altura de la ciudad de Ensenada, en pleno río de la Plata.

“El capitán y el primer oficial están muertos y los maté yo y me voy a entregar, tan sencillo como eso…”, dice el asesino en el buque “Ayane” en un audio a Prefectura, donde llama para que vengan a detenerlo, sin detalles sobre las razones que motivaron la demencial situación.

El Ayane es un carguero de combustible que opera con bandera de Malta y tripulación argentina en el Río de la Plata, tiene 1700 metros cúbicos de capacidad de transporte y en general transporta combustibles livianos, operado por la empresa Bahía Grande.

Según publicó Perfil, las víctimas serían el capitán Alejandro García y el primer oficial Juan Pegasano, en tanto que el agresor es  “el tercer oficial de cubierta” de la nave, cuyo nombre todavía no trascendió. En su llamado a Prefectura, el asesino no parece hablar con tranquilidad, sin señales de querer actuar con más violencia y pidiendo que vengan a detenerlo.

Testigos indicaron a Infobae que tras mantener una intensa discusión en la cubierta, el marinero ingresó al buque a buscar el arma y cuando salió arremetió a tiros únicamente contra ellos. El resto de la tripulación resultó ilesa. Según pudo averiguar este medio, tanto el Capitán como el Primer Oficial habían embarcado ayer porque fue día de relevo.

No se conocen tampoco aún los motivos que llevaron al agresor a actuar con tamaña violencia, y solo trascendieron algunos testimonios aislados de otros tripulantes que, aterrorizados por la balacera, llamaban también a Prefectura para pedir auxilio a Prefectura.

En el marco de esa situación, los demás tripulantes consiguieron luego del ataque encerrar al asesino en uno de los compartimientos del buque, aunque en esos llamados de auxilio señalaban que “no sabían todavía si tenía el arma en su poder”.

La Prefectura envió de inmediato al guardacostas “Cabo Corrientes” y se puso el caso en manos de la fiscalía de turno de la ciudad de La Plata. Se espera que en las próximas horas se conozcan más detalles sobre el salvaje suceso


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios