Denuncian que hay 2.000 laboratorios de marihuana en la Ciudad de Buenos Aires

Difunde en las redes

They denounce that there are 2,000 marijuana laboratories in the City of Buenos Aires.

La Asociación Antidrogas de la República Argentina reveló que los grupos aprovecharon el bloqueo de las fronteras para abastecer el consumo. Usan ex talleres textiles clandestinos.

Un estudio realizado por una asociación de lucha contra el flagelo del tráfico y las adicciones a las sustancias ilegales, alertó que en la Ciudad de Buenos Aires funcionan más de 2.000 laboratorios donde se produce marihuana. El dato nuevo es que los espacios formaban parte de la enorme red de talleres textiles clandestinos, que se mudaron a distintas zonas del Conurbano.

“Este nuevo esquema es uno de los grandes temas del momento, porque en plena pandemia fueron cerrados todos los pasos fronterizos. Fundamentalmente, en relación a la marihuana, el problema para los narcotraficantes fue el bloqueo de los pasos en Paraguay, desde donde llega la enorme mayoría de la marihuana que se consume en Argentina. El dato de los laboratorios llamados indoor, o puertas adentro, debe ser tenido en cuenta por las autoridades para comenzar a combatir lo que generan. La marihuana no es una droga inocua, todo lo contrario, es muy peligrosa para la salud de quienes la consumen”, indicó Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA).

El trabajo hizo foco en los espacios que años atrás fueron ocupados por la mafia de los talleres textiles, que explotaba a personas para coser prendas, que luego se vendían en negocios, shoppings o ferias de todo el país. Allí, quienes resultaban captados debían trabajar en condiciones de hacinamiento, con salarios muy bajos y, en muchos casos, mediante amenazas. Tras varios hechos de incendios y situaciones dramáticas, los talleres fueron perseguidos y cerrados. Actualmente, muchos operan en distintos barrios del Conurbano.

Lo cierto es que estos espacios fueron aprovechados por el narcotráfico para comenzar a montar laboratorios donde se cultivan plantas de marihuana. “En esta situación tan especial, con el Covid pegando tan fuerte, la droga no llega a la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores. Entonces, emergió de forma contundente esta realidad con más de 2.000 lugares en plena Capital Federal donde la marihuana se produce en cantidades que permiten contener la demanda a pesar de la cuarentena y los controles en todo el país. Es necesario afirmar que el ingreso de dinero para estas bandas las posiciona para lo que se viene luego de la pandemia. Hablamos de grupos que seguramente invertirán en armas, mayor infraestructura y personas que trabajen, con el fin de seguir manteniendo el control”, dijo Izaguirre.

“Es momento de que las autoridades tomen en serio esto que ocurre en la principal ciudad del país”, cerró el experto.

Fuente: Diario Popular.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios