mié. Sep 30th, 2020

Continúan las acciones sanitarias para prevenir contagios de triquinosis en Córdoba

Difunde en las redes

Health actions continue to prevent trichinosis infections in Córdoba.

Agentes del Senasa y del Ministerio de Agricultura provincial, decomisaron más de 30 kilos de embutidos, los cuales luego de ser analizados en laboratorio dieron positivo a triquinosis.

En resguardo de la salud de los consumidores, agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba decomisaron más de 30 kilos de embutidos en un establecimiento de El Tío.

Estas acciones sanitarias se concretaron luego de recibir un reporte del Ministerio de Salud de la Provincia donde se informó que “8 personas tenían diagnóstico positivo de triquinosis”.

Inmediatamente recibido el aviso, agentes de ambos organismos decomisaron la totalidad de la mercadería que se encontraba en el lugar, sujeto a investigación.

La mercadería se envió a analizar al laboratorio del Ceprocor, donde se confirmó que los embutidos estaban contaminados con el parásito de la Trichinella spiralis, razón por la cual se desnaturalizó en un frigorífico provincial.

Continuando con las acciones sanitarias estipuladas en la Resolución 555/2006, técnicos del Senasa interdictaron dos predios porcinos de la región; constaron el stock, verificaron las condiciones de alimentación y de permanencia de los animales.

Todas estas acciones están orientadas a prevenir la dispersión de la triquinosis, una enfermedad parasitaria transmitida por el cerdo u otras especies silvestres (como jabalíes y pumas) al hombre.

Las personas se contagian por consumir carne insuficientemente cocida o chacinados y salazones elaborados con carne infectada con el parásito de la Trichinella spiralis.

En este sentido, el Senasa recomienda a los consumidores que adquieran productos porcinos y chacinados en establecimientos habilitados y no en lugares informales en los que no se puede demostrar la inocuidad y la trazabilidad del producto a consumir.

También sugiere que no adquieran productos porcinos y silvestres que carezcan de una etiqueta y/o rótulo que certifique su origen, porque de esa forma no es posible saber si fueron sometidos a la prueba diagnóstica contra la enfermedad.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios