Cocaína flotando en Bahía Blanca: creen que iba a ser cargada a un buque hacia Europa con una maniobra audaz

Difunde en las redes

Cocaine floating in Bahía Blanca: they believe that it was going to be loaded onto a ship bound for Europe with a daring maneuver.

El jueves pasado, un pescador encontró cinco bolsos repletos de panes de cocaína, en total, unos 140 kilos, que aparecieron flotando a la deriva en la ría de Ingeniero White, a la altura de la Base de Puerto Belgrano, en Bahía Blanca. El misterio lo completó una lancha a la deriva sin tripulantes hallada por la Prefectura.

Aunque no fue confirmado oficialmente, fuentes del caso indicaron a TN que ambos hechos tendrían relación y una lógica: el tráfico de droga a Europa. Los investigadores creen que el cargamento se perdió por un posible accidente cuando la embarcación se disponía a hacer una peligrosa maniobra.

Se trata del método conocido como “rip off” o “gancho ciego”, que los narcos realizan para contaminar una carga legal de un buque, ya controlada por la Aduana, con destino a Europa. El container es abierto -rompiendo bisagras y luego soldándolas o colocando precintos mellizos- por la tripulación cómplice de la maniobra para colocar los paquetes. Luego, la enorme caja de metal se abre en el destino.

En este caso, se trataría de una variación más audaz. Los barcos salen del puerto controlados, pero antes de entrar a altamar, una embarcación pequeña se acerca con la droga y se pone a la par. Luego, con una soga, suben los paquetes al buque. Más tarde, la operación se repite en el país de llegada, antes de llegar al puerto.

Por esa razón, los bolsos son estancos, es decir, a prueba de agua, como los secuestrados en “Operación Atlantis”, el procedimiento que desbarató una organización que iba a enviar a fines de junio una tonelada y media de cocaína a Europa en un velero trasatlántica. Antes, los subirían desde uno de los semirrígidos que la banda trasladó desde Necochea.

Creen que en el caso de Bahía Blanca, la lancha naufragó al golpear con el buque -presuntamente cerealero, aunque en la zona también hay actividad de petroquímicas- al que debía cargar los panes. Incluso, la o las personas que iban a bordo podrían haber perdido la vida.

Se trata de la misma maniobra que podrían haber intentado los hombres que naufragaron en el Río de La Plata en octubre de 2021, entre ellos Ignacio Alfredo Pardo, más conocido como “Naco Goldfinger”, el saxofonista de los Fabulosos Cadillacs.

En esa oportunidad, además de rescatar a los dos náufragos, Prefectura encontró un bolso con 37 kilos de cocaína. Un tercer protagonista del accidente fue encontrado muerto.

También, los cargamentos de cocaína pueden ser colocados en los buques por un buzo especializado. La metodología ya se detectó en varios países. Un ejemplo fue el hallazgo en Australia de 50 kilos en un buque cerealero que había partido del departamento de San Lorenzo, en Santa Fe. Muy cerca, encontraron a un hombre con traje de neoprene que murió en el lugar.

De confirmarse esta hipótesis, sería el primer registro en Bahía Blanca de esta metodología para el tráfico. El puerto, como salida narco, tuvo su antecedente más resonante con el Operativo “Bobinas Blancas”, de la PFA, que develó la existencia de una estructura que había ocultado dos toneladas de cocaína, que tenían como destino Canadá, en enormes cilindros de acero.

Los detectives destacan a la vez que, la semana pasada, en su informe anual, la ONU advirtió que el 90 por ciento de la cocaína secuestrada a nivel mundial era trasladada vía marítima.

Los de Ensenada, Rosario y Buenos Aires son los puertos que registran más actividad narco en el país, pero se sabe que los narcotraficantes pueden utilizar otras salidas al océano.

En la causa de Bahía Blanca interviene la fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez y la jueza María Gabriela Marrón, aunque en la ciudad funciona una mesa de intercambio de información que se inauguró con un homicidio mafioso y en la que participa el fiscal provincial Mauricio del Cero, dedicado a las causas narco.

Ante la complejidad del caso, la Procunar, a cargo de Diego Iglesias, ofreció su colaboración en el expediente.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios