Capturan un pez amazónico en el río Paraná y alertan por un eventual daño ecológico

Difunde en las redes

They catch an Amazonian fish in the Paraná River and warn of eventual ecological damage.

Se trata de un ejemplar popularmente conocido como tambaqui o cachama negra. Nunca había sido visto en el país. Buscan determinar si fue introducido de forma ilegal.

Tras las sonrisas y felicitaciones por una pesca exitosa llegó el desconcierto. Un grupo de amigos embarcados para un día de pesca deportiva cerca de la localidad de Esquina, provincia de Corrientes, comenzó a preguntarse qué habían capturado en las aguas del río Paraná. A simple vista parecía un Pacú enorme, pero enseguida se dieron cuenta de que era un ejemplar de una especie desconocida.

Las fotos pronto se viralizaron en las redes sociales y la imagen se publicó en el diario El Litoral. La incertidumbre duró algunos días hasta que especialistas del Instituto Nacional de Limnología de Santa Fe (Inali) se comunicaron con el diario y dieron su veredicto: se trata de un ejemplar de “colossoma macropomum”, vulgarmente conocido como tambaqui o cachama negra.

Pero nadie hasta ahora ha podido determinar cómo apareció en el río Paraná, ya que es un pez originario de la cuenca del río Amazonas. Es la primera noticia que se tiene de su existencia en el Paraná.

El biólogo Luis Espínola, doctor en Ciencias Ambientales del Laboratorio de Hidroecología del Inali e investigador del Conicet, dijo al periódico que “las especies no son un híbrido”.

Una especie no nativa en el río Paraná .

“Si está en el Río Paraná hay que ver como llegó. Desde ya, se puede considerar una especie no nativa”, indicó el experto, encargado de relevar todos los proyectos de acuicultura con especies introducidas.

Y añadió: “Es una especie introducida. Generalmente las especies no nativas causas daños ecológicos en los sistemas donde se introducen. Esto tendría que ser tomado como un alerta y empezar a determinar las causas de su llegada”.

Características del pez.

La cachama negra es originaria de la Cuenca del Orinoco, en Venezuela, y de la Amazonia. Entre sus características principales figura su comportamiento migratorio. Llega a desplazarse muchos kilómetros aguas arriba durante el verano.

Los ejemplares adultos llegan a pesar hasta 35 kilos y presentan un color que oscila entre el gris y el negro. Su alimentación se basa principalmente de microcrustáceos planctónicos, frutos, algas y larvas.

En un trabajo reciente realizado sobre especies no nativas en Argentina, con la autoría de Espínola, la licenciada en Biodiversidad Natalia Carra, y la doctora en Ciencias Biológicas Ana Pía Rabuffetti, la cachama negra “no apareció” en el listado.

“El trabajo se llevó a cabo mediante la publicación de artículos científicos y técnicos, y la especie en cuestión no apareció. Entonces es muy probable que existan más proyectos de acuicultura con especies no nativas, que no lo pudimos detectar por la metodología utilizada o que haya proyectos no declarados”, dijo Espínola.

Y afirmó: “Si existe un proyecto de acuicultura con esta especie, es muy probable que se haya escapado. Como pasa con la tilapia en Brasil. El tema es saber si la especie está siendo cultivada en tanques redes, es decir, dentro del río. Si es así, la especie tiene altas probabilidades de escapar”.

“Y si están siendo criadas en piletones que no tienen conexión con ningún río o arroyo, alguien la pudo haber soltado en el río, como también pasa en Brasil con especies de interés deportivo”, concluyó.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios