Cacerolazos en distintos barrios porteños contra el fallo que ordena suspender las clases presenciales

Difunde en las redes

Varios cacerolazos se sintieron en diferentes barrios de la Ciudad de Buenos Aires, luego de que el juez en lo Contencioso Administrativo Federal, Esteban Furnaro, ordenara que se suspendan las clases presenciales en las escuelas porteñas.

El fallo contrasta con otro que acató la Ciudad para retomar la presencialidad.

Ante la incertidumbre sobre qué sucederá con las clases de este miércoles, se dieron protestas espontáneas, antes de ciertas convocatorias en redes.

Belgrano -el punto de mayor intensidad-, Palermo, Núñez, Barracas, entre otros barrios, fueron los primeros en los que se empezaron a escuchar las cacerolas antes de las 20 horas.

Con el correr de los minutos se replicó en puntos de casi toda la Ciudad como Almagro, Villa Crespo, Colegiales y Recoleta, entre otros.

En algunas esquinas, las bocinas de los colectivos o los autos se entremezclaron con el tañer de las cacerolas. los silbatos, alguna vuvuzelas o simplemente con los aplausos.

En Belgrano, el ruido de la queja mantuvo cinco minutos de fuerte estruendo y luego continuó con moderación.

Tras el fallo de Furnaro y los primeros cacerolazos desperdigados, el colectivo “Padres organizados” bregó por organizar la protesta por las redes sociales, tal como lo había hecho luego de la suspensión establecida por Alberto Fernández, con la Quinta de Olivos como base de la protesta, en la semana pasada.

Como en cada cacerolazo que se hizo durante el ASPO del año pasado y en los recientes, también hubo algún cruce entre vecinos y algunos pusieron la marcha peronista para contrastar el ruido de la protesta y apoyar al Gobierno.

Hubo gritos de balcón a balcón, como una muestra más de la grieta con la que se convive desde hace tiempo en la Argentina

Mientras que en algunos barrios las protestas se extinguían en su espontaneidad, en otros, los focos de queja sumaban participantes en el corredor norte porteño.

La pelea por las escuelas.

Los padres organizados que el año pasado reclamaron por el retorno a la presencialidad en el ciclo lectivo 2021 ahora son protagonistas de movilizaciones y protestas en contra de la nueva suspensión dispuesta por Nación y la Provincia.

La herramienta clave de este movimiento son las cadenas de Whatsapp y las redes sociales. En los colegios del Gran Buenos Aires (donde rige la veda) organizaron abrazos simbólicos a los establecimientos, en contra del decreto del presidencial.

Uno de los epicentros de las protestas anteriores fue la puerta de la Quinta de Olivos, luego de que el gobierno de Alberto Fernández suspenda las clases presenciales y establezca un “toque de queda” desde el viernes pasado a las 00.

Las manifestaciones en rechazo a la decisión del Gobierno se profundizaron en otros puntos del conurbano bonaerense, como Pilar, La Matanza y Adrogué.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios