“Yo no designé a los funcionarios, me los impusieron”, la respuesta de un asustado Bértoli ante el llamado furioso de la vicegobernadora

Difunde en las redes

“I did not appoint the officials, they imposed them on me”, the response of a frightened Bertoli before the furious call of the deputy governor.

Gran revuelo se generó cuando llegaron cuatro nuevos nombramientos en plena ley de Emergencia y quisieron remover a una empleada del sector de la número dos de la provincia.

Un gran revuelo se vive por estos momentos en el Instituto Becario provincial, que conduce el ex concejal de Paraná Sebastián Bértoli.

El motivo sería la designación de cuatro nuevos funcionarios bajo la órbita de este organismo autárquico, a pesar de que rige la ley de Emergencia que recorta ingresos a trabajadores y jubilados para garantizar el normal funcionamiento del Estado entrerriano.

Aún con esa normativa vigente, en el Becario fueron designados cuatro nuevos funcionarios, que llegaron con imposiciones que causaron gran malestar, pero no solamente entre los trabajadores sino también en las esferas más altas del gobierno provincial.

Es que una de las primeras medidas de uno de estos funcionarios fue la de remover a una trabajadora que estaba a su cargo para, evidentemente, nombrar allí a alguien de su sector.

Según se comenta, le habría comunicado a la empleada que al día siguiente no se presentara a trabajar porque se había caído su contrato.

Sin embargo, cuando la joven se enteró de la decisión de este funcionario de no renovarle el contrato, se comunicó con su jefa para que le avisara a quien ella responde políticamente.

Esta última sería nada más ni nada menos que la vicegobernadora Laura Stratta, ya que ambas son oriundas de Victoria.

La empleada le comentó a Stratta acerca de la decisión del funcionario de apartarla, lo que provocó un gran enojo de la vicegobernadora, que puso el grito en el cielo porque no estaba al tanto de las designaciones, y mucho menos de que los recientemente nombrados iban a desplazar a gente de su sector.

Según se comenta en los pasillos del Becario, muy ofuscada, la segunda al mando de la provincia, llamó inmediatamente por teléfono al titular del Becario, Sebastián Bértoli, para pedirle respuestas por lo ocurrido.

“¿Quién sos vos para nombrar funcionarios?”, habría arrancado muy furiosa la compañera del gobernador Gustavo Bordet.

“¿Quiénes son estas personas que vienen y sacan a mi gente? ¡Te metés con ella y te metés conmigo!”, habrían sido, palabras más, palabras menos, las que le habría dirigido Stratta a Bértoli, sumamente enojada.

Pero la respuesta del ex arquero de Patronato, a quien aseguran que le temblaba el teléfono en la mano ante el enfado de la mujer más importante de la política provincial, habría dejado a la vicegobernadora helada: “los funcionarios no son míos, me los impusieron, me hicieron designarlos”.

En el orden jerárquico institucional, por encima de Laura Stratta está solamente el gobernador Bordet, por lo que en el Becario suponen que estos nuevos funcionarios llegaron directamente a pedido de la gobernación.

De todos modos, los trabajadores comentan que es difícil pensar que el gobernador puede haber hecho remover a alguien del sector de Stratta, ya que suelen mostrarse juntos y muy allegados, por lo que suponen que la decisión proviene de alguien sumamente cercano al mandatario.

El hecho generó un enorme revuelo entre los trabajadores, a quienes les recortan fondos por la ley de Emergencia, con el argumento de que el gobierno no tiene un peso, a pesar de lo cual se sigue designando gente.

Además, los flamantes funcionarios buscaron remover a una trabajadora que es del sector de la vicegobernadora, quien se molestó enormemente cuando se enteró de que querían sacarla.

Los nombramientos provocaron también la bronca de la vicegobernadora, que habría llamado sumamente enojada a Bértoli para pedirle explicaciones.

Es más, días después del altercado telefónico, ambos protagonizaron una reunión en la que, además de charlar temas institucionales del Becario, se habría buscado aclarar lo ocurrido, aunque siguen sin saber quién ordenó que la trabajadora del sector de Stratta fuera removida.

A pesar del revuelo en el organismo, de la Ley de Emergencia, del argumento de que la provincia no tiene un peso, de que Entre Ríos está en default y fue demandada ante una corte de los Estados Unidos por el incumplimiento de pagos de la deuda, para seguir nombrando funcionarios siempre hay plata.

El reciente revuelo generado en el Instituto Becario es prueba de ello, mientras los entrerrianos se siguen preguntando dónde están los 500 millones de dólares u 84 mil millones de pesos de la deuda.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios