“VOTOGATE”, el peor escándalo de la historia de la Justicia: Fuertes sospechas de presiones a una vocalía para que modifique su voto en un Plenario

Difunde en las redes

VOTOGATE”, the worst scandal in the history of Justice: Strong suspicions of pressure on a vocal committee to modify its vote in a Plenary.

En el ámbito judicial existe mucha preocupación y desasosiego por la fuerte versión que recorre los pasillos del último piso de Tribunales que pone en jaque la “momentánea” paz y concordia que reina en el STJ.

Si algo le faltaba a la castigada provincia,  que padece una crisis económica palpable desde fines del 2019, agudizada con otra crisis como la sanitaria, era un mega- escándalo judicial como el que parece estar cocinándose en el Superior Tribunal de Justicia.

La magnitud es tal que muchos de los conocedores en la materia ya lo perfilan, de confirmarse, como el peor escándalo de la historia del Poder Judicial de la provincia.

Muy lejos quedaría, de esta manera, el intento frustrado de juicio político a quien por entonces ejercía la función de presidente del STJ, Dr. Carlos Charia Diaz.

Según supo este medio, se insiste es solo una versión, aunque muy fuerte, por estas horas el STJER arde.

Y es que, según la versión, una de las vocalías del cimero tribunal habría sido fuertemente presionada y operada para que modifique su voto en post de un importante acuerdo plenario que es inminente.

La punta del ovillo del escándalo judicial provendría de una sentencia en un amparo que ya estaba próxima a hacerse pública, donde la vocalía apuntalada ya había emitido su voto de una manera favorable al amparista.

Sin embargo, de manera muy -pero muy- llamativa, dicha sentencia, a pesar de ya haber sido redactada, finalmente no se habría publicado.

Esto disparó una serie de hipótesis o sospechas que se posaron sobre la vocalía en cuestión, al parecer, o al menos esta es la versión más comentada en el Palacio, la misma habría sido fuertemente presionada u operada para que varié dicho voto.

En cuanto a las razones, estas fuentes extraoficiales infirieron que, de  hacerse público el acto judicial con el voto así como estaba, la vocalía, en el importante acuerdo plenario no podría, so pena de protagonizar una descomunal polémica que incluiría -por cierto- pedidos de juicio político, en el importante acuerdo plenario resolver contrariamente.

Al parecer, el sector más interesado de que la vocalía no emita su voto en el amparo de la manera que lo había hecho aunque sin perfeccionarse la sentencia, provendría de la política.

Este espacio político, supo este medio, habría sido el que orquestó las maniobras atinentes para que la vocalía modifique su voz en la sentencia, para luego, en el impórtate plenario, pudiera emitir su voto conforme a sus pretensiones.

Tal es la fortaleza de la versión que incluso, se supo, el criterio originario de la vocalía que se intenta modificar por el sector político ha recorrido varias redes sociales de otro microámbito judicial aunque no de la magistratura.

Por supuesto que la hipótesis, que da cuenta de una inminente crisis institucional en la Justicia, con sentencias redactadas que finalmente se modificarían, un verdadero bochorno que ha encendido todas las alarmas en la provincia por el escándalo judicial que provocaría su concretización y que amenaza con culminar con la paz y concordia momentánea que se vive en el Poder Judicial.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios