Tras el escrache a Jakinchuk, Bordet habría mandado a ‘Calucho’ Cresto a arreglar para evitar una onda expansiva y que se naturalice

Difunde en las redes

After the escrache to Jakinchuk, Bordet would have sent ‘Calucho’ Cresto to fix to avoid an expansive wave and make it natural.

Según el audio que se viralizó, el ex diputado escrachado había afirmado que Cresto y el dueño del local solían ser amigos y tomar vinos y whisky “caros” junto a Urribarri y Busti.

Luego del escrache que sufrió el ex diputado Edgardo ‘Pirula’ Jakimchuk en un reconocido bar de Concordia, la capital del peronismo, el gobernador Gustavo Bordet habría mandado a Juan Carlos Cresto a dialogar con el propietario del local para intentar mediar.

El gran temor del mandatario, de sus funcionarios y de la dirigencia justicialista en general es que este episodio genere una onda expansiva, que se replique en diferentes puntos de la provincia y que se naturalice, por la gran bronca que hay en la ciudadanía.

Según había afirmado Jakimchuk en su intento de defensa, de acuerdo con lo que afirman las fuentes del Justicialismo concordiense, el propietario del local solía juntarse con Juan Carlos Cresto, y con los ex gobernadores Jorge pedro Busti y Sergio Urribarri a tomar vinos y whisky “caros”.

Por eso, los concordienses pudieron ver esta mañana a Cresto ingresando al local en cuestión, ya que Bordet lo habría mandado en calidad de amigo del dueño del local para mediar por la situación y evitar que se generalicen este tipo de hechos en la provincia contra dirigentes y funcionarios del gobierno.

Cabe recordar que el ex intendente, además de tomar vinos y whisky, es considerado un dilalogista un pacifista por los justicialistas concordienses.

Cresto, presidente del Consejo Departamental del Partido Justicialista de Concordia, se reunió con el empresario local Leonardo Piñeyrua, titular del Resto Bar “Cristóbal”, en donde ocurrió el escrache que se hizo viral.

Según un comunicado oficial, “hablaron del conflicto que tomó estado público en los últimos días”, en el que “según las versiones que circularon, Piñeyrua habría manifestado que no quería peronistas en sus instalaciones gastronómicas”.

Tras la visita de Cresto, según se afirmó, “el titular de Cristóbal afirmó que sus expresiones fueron mal interpretadas por los protagonistas del episodio y aclaró que su local tiene las puertas abiertas a todos los concordienses y visitantes, sin distinciones de ideología o pertenencias políticas”.

“No es bueno que haya confrontaciones ni divisiones por las ideas políticas de la gente, no es bueno para la convivencia democrática ni para la ciudad; porque la única manera de sacar adelante a Concordia es entre todos, respetando la forma de pensar y las preferencias políticas de cada ciudadano”, remarcó el ex Intendente.

Lo que se comenta en Concordia es que fue enviado por el gobernador Bordet a poner paños fríos, ya que el mandatario tendría un gran temor de que este tipo de hechos se repliquen en toda la provincia.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios