sáb. Jun 19th, 2021

Subsidios a fallecidos: se presentaría como arrepentido uno de los funcionarios que cobraba los cheques y hay preocupación en el poder

Difunde en las redes

Subsidies for the deceased: one of the officials who cashed the checks is presented as repentant and there is concern in the power.

Ante irregularidades contables detectadas por auditores sobre subsidios y para evitar que recayera sobre la Justicia penal, que compromete seriamente a su gestión, Stratta, al ser descubierta lo canalizó a través de uno de los hombres del poder, el fiscal de Estado.

A casi un mes de que la vicegobernadora Laura Stratta denunciara ante la Fiscalía de Estado un millonario fraude con subsidios otorgados a personas fallecidas en el ámbito del ministerio de Desarrollo Social, todavía no hay novedades sobre la investigación que lleva adelante el titular de esa oficina, Julio Rodríguez Signes.

La denuncia tiene varios detalles llamativos: en primer lugar, debería haberla hecho ante un juzgado penal, ya que se trata de un delito que habría causado un grave daño al erario provincial.

Por otra parte, que la propia Stratta haya hecho la denuncia es sorprendente, ya que ella misma estaba al frente de la cartera de Desarrollo Social cuando se produjo el fraude.

Por ello, para evitar una investigación penal, la vicegobernadora decidió llevarlo a un lugar rarísimo, la ventanilla de Rodríguez Signes.

Más allá de eso, por el momento el fiscal de Estado no ha comunicado públicamente avances sobre la investigación de uno de los hechos de corrupción más repudiables, ya que se trata de robar los fondos de personas carenciadas, enfermas e indigentes.

Sin embargo, la causa podría dar un giro impensado ya que uno de los cobradores de los cheques estaría dispuesto a presentarse como arrepentido, lo que genera gran preocupación en el poder.

Sería Joaquín Oñativia, que habría cobrado varios de los subsidios de forma irregular y hablaría para evitar ser el único implicado.

Según publicó el Portal de Ricardo David el 5 de mayo de este año, auditores del Tribunal de Cuentas habían notado que varios supuestos beneficiarios de subsidios del ministerio de Desarrollo Social eran personas que estaban fallecidas.

El hecho generó gran repercusión en toda la provincia, y principalmente en Victoria, ciudad de la que es oriunda la ex ministra Stratta, en donde militantes y vecinos le pedirían permanentemente ayudas y subsidios a la vicegobernadora, que les serían negados por con el argumento de las dificultades económicas que atraviesa la provincia.

Ante la denuncia pública del Portal de Ricardo David, la vicegobernadora concurrió a fiscalía a realizar la denuncia que debería haber hecho de forma penal, pero la causa por el momento no avanza.

Lo que declaró Stratta en su momento era que una persona cobraba los cheques por los subsidios adulterados, que sería Joaquín Oñativia, un contratado del ministerio de extrema confianza de la entonces ministra.

Sin embargo, este Portal pudo saber que serían dos las personas muy allegadas a Stratta que cobraban los cheques con la modalidad de “en procuración a favor de…”.

Ahora, Oñativia se presentaría como arrepentido para confesar la operatoria y hay mucho nerviosismo en el poder por este tema, ya que el contratado no querría ser el único en caer.

Esta situación comprometería seriamente a la vicegobernadora, ya que cuando era ministra habría autorizado y firmado el otorgamiento de subsidios a las personas fallecidas.

Serían unos 25 subsidios los que provocaron este este escándalo, pero habría cientos en la misma situación en el período entre 2017 y 2019 en el ministerio de Desarrollo Social, que en ese entonces estaba a cargo de Laura Stratta.

Por el grave perjuicio económico a las arcas provinciales, la denuncia debería haberse realizado penalmente en el ministerio Público Fiscal, pero fue realizada en la Fiscalía de Estado de Rodríguez Signes, para que una causa tan escandalosa como la de los contratos truchos de la Legislatura, con el mismo modus operandi, duerma en el tiempo.

Tanto en la Legislatura como en Desarrollo Social se habrían obtenido los nombres de los beneficiarios (en el primer caso de los contratos y en el segundo de los subsidios) de una especie de padrón.

De allí se sacaban nombres de personas que nunca se enterarían que tenían el contrato o subsidio a su favor, y por ello era posible que otra persona los cobrara por ellos, o que directamente estaban fallecidas.

Por la causa de los contratos, los abogados Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet pidieron un jurado de enjuiciamiento contra el procurador general Jorge García y contra su adjunta, la Fiscal Anticorrupción Cecilia Goyeneche.

El argumento que emplean los letrados para promover el procedimiento es que es imposible que quienes tenían la máxima responsabilidad administrativa de Diputados y Senadores no hayan tenido conocimiento de una maniobra de la magnitud que describe la acusación de Fiscalía.

Algo similar ocurriría en el caso de los subsidios que la propia Stratta denunció ante fiscalía a pesar de que ella misma estaría muy comprometida.

Como ministra, debería haber sido ella quien firmara y autorizaba los subsidios, por lo cual sería su responsabilidad si estos eran otorgados a personas fallecidas y cobrados por otras, reveló el Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios