Silvio Moreyra vuelve al IOSPER

Difunde en las redes

Silvio Moreyra returns to IOSPER.

Llegaría a la gerencia general, a pesar de la investigación por enriquecimiento ilícito, y de las numerosas irregularidades que denuncian los trabajadores.

Silvio Moreyra, ex titular del Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos vuelve al organismo, en esta oportunidad, en la gerencia general.

El desembarco se daría luego de que se jubilara quien estaba en ese cargo, Silvia Negrete.

En la práctica, la gerencia general estaba a cargo del gremio UPCN y del ex diputado José Ángel Allende.

Por fuera del organismo, el ex legislador investigado por enriquecimiento ilícito manejaba la compra de medicamentos, principalmente oncológicos, que son muy costosos.

El titular de UPCN era quien se encargaba de los manejos de esta gerencia de la obra social y luego de que esta quedara vacante, vuelve a sonar el nombre de Silvio Moreyra para el cargo.

Así, el ex intendente de Santa Elena se quedaría con el manejo de una de las gerencias que, junto con el presidente del organismo, maneja los más de 6 mil millones de pesos de presupuesto del IOSPER.

Además, este lunes fue designado como interventor de la dirección de delegaciones el hermano de Moreyra, que sería de nombre Claudio.

Según los empleados, la intervención fue ordenada por el presidente, Fernando Cañete, a través de la gerenta prestacional, Valeria Kunzi, y tendría como objetivo tapar y esconder algunos expedientes, según denuncian los trabajadores.

Claudio Moreyra, además del Iosper, sería funcionario del Senado de la provincia, por lo que cobraría doble sueldo, algo que no está permitido en el Estado provincial.

Pero estas no son las únicas irregularidades y hechos llamativos en el IOSPER, ya que los trabajadores también denuncian que Cañete lo habría tomado como una agencia de colocación.

Sostienen que el titular del organismo designó a una de sus hijas con la categoría 1 en la delegación de Colonia Avellaneda, mientras que hizo lo mismo con otra pero en la delegación Gualeguaychú.

Pero los nombramientos no se detendrían solamente en sus dos hijas, sino que Cañete también habría designado a su mujer, que estaría contratada.

Esta persona, además, sería docente de la provincia, pero los empleados del organismo desconocen si renunció a ese otro sueldo del Estado provincial.

Esta información circula entre los trabajadores del IOSPER y sería importante que Fernando Cañete saliera a desmentirla.

Más allá de ello, el nuevo desembarco de Moreyra en el IOSPER suena muy fuerte, y con ello, Allende pondría a otro nombre de su sector.

Actualmente, UPCN está representado en el directorio del organismo a través de Fabián Monzón, que no solo está investigado, sino que tiene una condena de la Justicia provincial, pero continúa en su cargo.

Tanto el gobernador Gustavo Bordet, como Fernando Cañete, la Justicia y demás, conocen que la ley establece la imposibilidad de permanecer tanto en un cargo público como en una entidad gremial de una persona que cuenta con sentencias por ilícitos penales.

Sin embargo, Monzón permanece en el organismo y en UPCN, sin ningún tipo de cuestionamiento por parte de las autoridades provinciales.

Fue el gobernador Bordet quien expresó hace tiempo que en su gestión no quería ningún funcionario que estuviera siquiera sospechado por corrupción.

A pesar de aquellas declaraciones, la gestión de Bordet está integrada por funcionarios que no solo están siendo investigados, sino también condenados, como en el caso de Monzón.

Las irregularidades salpican fuertemente al Instituto de Obra Social, pero las autoridades no salen a desmentir y se mantienen en silencio.

Los trabajadores denuncian la situación con gran preocupación, por el saqueo que se está realizando del organismo, mientras los afiliados tienen cada vez menos cobertura médica y deben recurrir a la Justicia para acceder a prestaciones.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios