Revuelo y desesperación en el Iosper: bloquearon un ascensor e impiden a los trabajadores llegar a las autoridades

Difunde en las redes

Commotion and despair in the Iosper: they blocked an elevator and prevent workers from reaching the authorities.

Luego de la publicación del Portal  de Ricardo David acerca de irregularidades en la Obra Social, hay gran inquietud en el directorio porque se habría presentado denuncias en la Justicia.

Los trabajadores del Iosper se encontraron en la mañana de este miércoles con un clima sumamente inusual en la casa central de la obra social de la provincia.

Luego de la publicación de este Portal acerca de graves irregularidades, como un interventor recientemente nombrado que cobra más de 200 mil pesos con dos sueldos del Estado provincial, la presunta destrucción de expedientes y una agencia de colocación del titular, Fernando Cañete, se viven momentos de tensión y desesperación.

Según sostienen los empleados, muy temprano a la mañana se bloqueó intencionalmente el ascensor que lleva a la planta alta de la casona ubicada en calle Andrés Pazos de Paraná y también se impide a los trabajadores subir por la escalera.

Es que en el piso de arriba se encuentra la gerencia, la dirección de despacho, gerencia general, gerencia prestacional, y asesoría legal, áreas en las que actualmente reina la desesperación.

El revuelo se produjo luego de que este Portal publicara acerca de graves irregularidades que ocurren en el ámbito de la obra social.

En un principio, se dio a conocer la intervención de la dirección de delegaciones, por orden de Cañete, a través de la gerenta prestacional, Valeria Kunzi.

Según pudo saber este medio, el motivo de la intervención sería el de ocultar o “perder” algunos expedientes que serían muy comprometedores para el directorio.

Además, se generó un fuerte revuelo porque este  Portal dio a conocer que quien fue designado como interventor cobra dos sueldos del Estado provincial, con los que suma más de 200 mil pesos.

Se trata de Claudio Moreyra, hermano del ex titular del organismo y ex intendente de Santa Elena, Silvio Moreyra, quien figura como funcionario del Senado de la provincia con un sueldo de más de 123 mil pesos, y como empleado del Iosper, con casi 60 mil pesos mensuales, aunque se estima que como interventor esa cifra se triplicará.

Esta información causó conmoción porque comprometería seriamente al Senado de la provincia, cuya presidenta es la vicegobernadora Laura Stratta, porque se le pagaba un funcionario un altísimo sueldo sin que se le conocieran funciones.

Lo mismo ocurre con Fernando Cañete, quien hizo lo propio desde el Iosper, nombrando a Moreyra incluso como interventor, a pesar de la grave incompatibilidad que está penada por la ley.

En el caso de la vicegobernadora, sorprende aún más que pagara el doble sueldo porque uno de sus secretarios, Ricardo Lagares, proveniente de una familia peronista muy conocida de Victoria, es hijo de la ex senadora nacional Elsa Ruiz Díaz, cuya nuera, Antonella Belluzzo, fue condenada justamente por ello.

En una investigación llevada adelante por el fiscal Juan Malvasio, se comprobó que Belluzzo cobraba un sueldo en el Senado de la Nación y otro en el Copnaf de la provincia, por lo que en mayo de este año acordó en un juicio abreviado con el juez José Ruhl, devolver el dinero mal habido y fue inhabilitada de por vida para ocupar cargos públicos.

Con ese antecedente, la situación de Moreyra compromete seriamente al senado provincial, a su presidenta, Laura Stratta, al titular del Iosper, Fernando Cañete, y al gobierno provincial.

Los trabajadores aseguran que es tal el revuelo que Moreyra apenas apareció por la oficina esta mañana, y que se retiró unos minutos después de llegar.

Pero las irregularidades no se detienen allí, ya que los empleados también aseguran que Cañete tomó al organismo como una agencia de colocación y nombró a 15 personas oriundas de Santa Fe, además de haber designado a una de sus hijas con la categoría 1 en la delegación de Colonia Avellaneda, a otra en la delegación Gualeguaychú, y a su mujer como contratada, con el agravante de que esta última es docente de la provincia y se desconoce si renunció a ese sueldo.

Luego de las publicaciones de este Portal dando cuenta de esas graves irregularidades, hoy entre las autoridades del organismo los trabajadores perciben mucha desesperación, porque trascendió que también habría denuncias penales por estos temas ante el Ministerio Público Fiscal.

Tal es el revuelo que se vive que bloquearon un ascensor para no permitirles a los trabajadores acceder a la planta superior, donde se encuentran las oficinas del directorio.

Es más, sostienen que, en lugar de llevar los expedientes hasta el piso de arriba personalmente, en esta jornada les pidieron a los trabajadores que los escaneen y los envíen de forma electrónica, para que nadie suba hasta donde están las oficinas de las autoridades.

Además, los empleados denuncian que se estarían escondiendo y eliminando expedientes, por lo cual no los dejan subir.

Afirman que hay un gran temor entre las autoridades por el escándalo suscitado tras las graves irregularidades publicadas.

La situación compromete también al Senado de la provincia y al gobierno provincial y obliga a las autoridades que pagaban los dobles sueldos a dar explicaciones y a transparentar el sistema y la planta de funcionarios.

Uno de los grandes temores de las autoridades, según sostienen los trabajadores, es que se fugue más información a los medios y afirman que están tratando de encontrar a quien dio a conocer la información a este Portal.

Actualmente reina la desesperación entre los miembros del directorio y hay un gran revuelo en las oficinas superiores, aunque a los trabajadores no les permiten llegar hasta allí.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios